domingo, 12 de octubre de 2008

Nacionalsocialismo y raza

NACIONALSOCIALISMO Y CIENCIA RACIAL :

Sin ninguna duda, la parte de nuestra concepción del mundo que ha sido más fuertemente distorsionada y desfigurada por escritores no nacionalsocialistas ha sido nuestra actitud y creencias sobre el tema fundamental de la Raza. Si estos escritores son motivados por hostilidad o ignorancia parece tener poca importancia. El resultado final es siempre el mismo: la teoría racial nacio­nalsocialista es descrita como científicamente errónea y moral­mente reprensible.
El tema de la moralidad es, por supuesto, estrictamente subjetivo. Opinamos que proteger el bienestar y progreso de los intereses de la raza aria es moralmente valioso, y de hecho es un im­perativo moral. Los antirracistas no. Si desear la preservación de nuestro pueblo y asegurar su desarrollo es diabólico a los ojos de nuestros oponentes, nada podemos hacer o decir para persuadir­les de lo contrario. En todo caso nos son racialmente extraños o, si no, se trata de arios renegados, desenraizados, que han abando­nado a su propio pueblo.
Pero el contenido de las bases científicas de la teoría racial nacionalsocialista es algo más. La ciencia, a diferencia de la mora­lidad, depende de condiciones objetivas y, en consecuencia, es aquí donde podemos probar la absoluta exactitud de nuestra visión del mundo.

UNA DIFERENCIA FUNDAMENTAL

El nacionalsocialismo es fundamental y radicalmente diferente de las ideologías dominantes en el Viejo Orden, pues está basado en las leyes de la Naturaleza, o sea, en hechos y realidades, y no simplemente en una idea abstracta. Sin excepción, las ideologías del Sistema giran alrededor de la noción peculiar de "igual­dad humana":
-Cristianismo basado en la idea de la igualdad espiritual
-Democracia, basada en la idea de la igualdad política.
-Marxismo, basado en la idea de la igualdad económica.
-Mundialismo, inevitable producto de los anteriores y basado
En la idea de igualdad racial.
Todas estas doctrinas son falsas porque están basadas sobre el falso concepto de igualdad. La doctrina de la igualdad humana, en todas sus formas, es meramente una idea que el hombre inventó, una idea divorciada de la realidad. En el mundo real, en el mundo natural, no hay igualdad. LA IGUALDAD ES UNA IDEA, PERO LA DESIGUALDAD ES UN HECHO.
Reconociendo esto y poniéndolo como base de una sociedad fundada en la Naturaleza, el nacionalsocialismo reposa sobre los más sólidos cimientos, mientras que aquellas ideologías (como las que hemos mencionado arriba) que encarnan ideas falsas, torpes ilusiones, cuentos de hadas y supersticiones, están constituidas sobre endebles bases intelectuales.
La norma más simple de las leyes de la Naturaleza que nosotros, como nacionalsocialistas, hemos decidido defender -y que el Viejo Orden ha determinado rechazar- es la de la Raza.

LA REALIDAD DE LA RAZA

El hecho de la Raza es tan directamente visible que es absolutamente increíble que haya muchas personas inteligentes y observadoras que rechacen su importancia. Las diferencias raciales se manifiestan en cada faceta de la existencia humana. Además de los más obvios ejemplos de diferencias de la apariencia física entre las distintas razas humanas podemos añadir sus diferentes valores espirituales, sus diferentes psicologías, sus diferentes sentidos de la estética, sus diferentes susceptibilidades a ciertas enfermedades y su diferente configuración muscular y estructura orgánica.
No debe sorprender que estas amplias y múltiples diferencias se reflejan en la manera en que las diferentes razas realizan su mi­sión: en su habilidad para crear y mantener una civilización (o no estar preparada para hacerlo); en sus resultados en los tests de in­teligencia standardizados; en el modo en que se expresan culturalmente; en su facilidad para los deportes. Uno se pregunta exac­tamente que evidencia más habría que dar para convencer a los igualitarios de la realidad de la Raza. Negar las profundas y biológi­camente enraizadas diferencias entre razas requiere algo más que las contorsiones intelectuales judeo-marxistas, supone negar la realidad misma.
EL HOMBRE ES PARTE DE LA NATURALEZA

El hombre pertenece al mundo biológico animal. No está separado ni es distinto de éste. Cuando hablamos de "humani­dad", el mundo científico se refiere a las ESPECIES de primates conocidos como HOMO SAPIENS. Cuando comúnmente habla­mos, en terminología científica, de SUB ESPECIES. Cuando habla­mos de perros o gatos, de caballos o de vacas, nadie niega tampo­co las fundamentales diferencias entre subespecies de la misma especie. ¿Discutiría alguien que entre el caniche y el pastor alemán existen no sólo apariencias diferentes, sino también diferentes temperamentos y capacidades?. ¿Discutiría alguien las diferencias entre el caballo de pura sangre y el pony de Shetland, o entre un siamés de concurso y un gato callejero?. Ciertamente no. Y toda­vía esta observación, tan sensata y de sentido común, del orden natural no es admitida en ninguna parte cuando se discute el tema de la Raza.
En lugar de eso, la cuestión es deformada con absurdas ideas que pretenden oponer la influencia del ambiente a la de la herencia, ¡como si ambas fuesen mutuamente excluyentes!.
La impresión que uno tiene es que los creyentes en la igual­dad humana piensan que el Hombre NO es parte del mundo natu­ral, y que las leyes científicas de la Naturaleza simplemente no se le aplican. ¿Qué leyes gobiernan su existencia entonces? Sólo las leyes que el Hombre ha establecido para él mismo: Mar­xismo, Cristianismo, Democracia y demás.
Como corolario necesario de este modo de pensar malintencio­nado y estúpido, el Viejo Orden ha decretado que la ciencia ra­cial (etnología) no es un campo legítimo para la investigación científica. ¡ Ay del raro etnólogo cuyo valor personal y honestidad intelectual le obliguen no sólo a explorar esta esfera prohibida del conocimiento, sino también le impulsen a desvelar sus descubrimientos al público!. Encontrará un torrente de odio, insul­tos e incomprensión deliberada desatados contra él, no sólo desde el sionismo organizado y las innumerables sectas marxistas, sino también desde las columnas editoriales de los más prestigio­sos periódicos, desde los púlpitos de las más respetadas iglesias y -las más enérgicas de todas- desde los más venerados salones de la academia.
¡Qué locura!

NUESTRO OBJETIVO: DESCUBRIR Y DISEMINAR LA VER­DAD

En el nuevo orden mundial que nuestro Movimiento forjará en las próximas décadas y centurias las consideraciones raciales serán de suprema importancia. En este aspecto nuestro deber hacia nuestro pueblo y nuestra Causa es evidente. Debemos promover la investigación y el análisis de los hechos de la Raza en orden a ensanchar nuestra comprensión de esta abandonada esfera de la ciencia natural. Debemos animar a otros fuera de nuestras filas a hacer lo mismo. Debemos educar a nuestros seguidores. Debemos aprender a aplicar la ciencia racial de modo que dé resultados satisfactorios a nuestro mismo Movimiento.
En definitiva, como en todos nuestros empeños, debemos esforzarnos por descubrir y difundir la verdad. No debemos retroceder ante lo que es verdadero pero incómodo, así como no debería­mos tolerar el ser seducidos por lo que es tentador pero falso. És­tas nada envidiables deficiencias las dejaremos para nuestros oponentes del Viejo Orden, que pretenden negar la realidad de la Raza y la validez de la ciencia racial.
El nacionalsocialismo es descrito de falsamente como una idea basada en el odio a los no arios o en el deseo de matarlos (sin motivo de legítima defensa), explotarles o denegarles el derecho a la autodetermi­nación.
El puro odio racial o cualquier otro no ha sido nunca para los arios una emoción constructiva. Es absolutamente inexcusable, sin embargo, para los escritores no nacionalsocialistas que continúan describiendo el nacionalsocialismo como una doctrina de odio racial, genocidio, y más después de haberles explicado claramente su verdadera naturaleza.
Artículo extraído en la revista “The National Socialist", órgano de la WUNS (unión Mundial de Nacional Socialistas)




EL NACIONAL RACIALISMO


En este articulo daremos a conocer los puntos doctrinales del NacionalRacialismo. Para que su lectura y comprensión sea mas sencilla y que la misma pueda llegar a la mayoría de las personas, optamos por hacer este articulo en forma de cuestionario. Al final del mismo hay varios pasajes del Mein Kampf.
¿Que es el racismo o racialismo? La mayoría de las personas confunden racismo con discriminación. Pero racismo no tiene nada que ver con el odio o el desprecio hacia otras razas. El racismo es la aspiración a la superación de nuestra raza. O sea que en primer lugar el racismo busca la conservación de nuestra raza y luego la superación de la misma. Pero esto no se puede lograr si los blancos seguimos viviendo en sociedades heterogéneas y mestizas. Para que una raza pueda superarse sus individuos deben de estar en un ambiente propicio para su conservación y mejoramiento.
¿Que es la Raza? Por raza entendemos que, es un conjunto de hombres semejantes por sus caracteres hereditarios físicos y psíquicos.
¿Cuantas razas hay? Podemos dividir tres grandes razas : Blancos, Negros y Amarillos.
¿La raza blanca tiene sub-divisiones? la Raza Blanca se divide en tres grupos diferentes : Los Arios, los semitas y los camitas. La Raza blanca aria , tiene las siguientes sub-divisiones : raza nórdica, alpina, báltica oriental, mediterránea y dinárica (*). He aquí los principales caracteres físicos:
Raza nórdica: dolicocéfala rubia
-Raza alpina: braquicéfala morena
-Raza baltica oriental: braquicéfala rubia, nariz pequeña, pómulos salientes
-Raza mediterránea: dolicocéfala morena
-Raza dinarica: braquicéfala morena, forma típica del cráneo , cuya parte posterior parece cortada con un hacha.
¿La raza se puede dividir en tres grados: espíritu , alma y cuerpo? Esta es para nosotros, una concepción errónea de lo que es la raza. Según el Dr.Huttig: "Para nosotros espíritu, alma y cuerpo no son tres principios distinguibles, sino las diferentes maneras expresivas de la raza en la unidad de lo viviente". (**)
¿Todas las razas son iguales? Vamos a poner un ejemplo, hoy en día se habla del individuo , de que es único e irrepetible, de que todos somos diferentes, entonces como vamos a pensar de que todas las razas son iguales, si ni siquiera un individuo es igual a otro.
¿Si son europeos nacidos en Sudamérica, porque no se van a Europa? Hace 500 años nuestros antepasados conquistaron y colonizaron estas tierras para que su hijos y nietos pudieran habitarlas. Por tal motivo lucharemos por estas tierras por la que nuestros antepasados derramaron su sangre en la conquista.

¿Pero esta tierra no es de los indígenas? Ellos son sus antiguos habitantes. Creemos que tanto los blancos como los indígenas podemos vivir en el mismo continente, separados por supuesto. Los indígenas vivirían en la zona ecuatorial y en la región andina. Mientras que los blancos es las zonas templadas de Norteamérica y Sudamérica.
¿Y los negros y judíos? Para empezar no fuimos los blancos-arios los que trajimos a los negros como esclavos, sino que fueron los judíos. El 75% de los traficantes de esclavos eran judios-conversos de Portugal y Holanda. Igualmente nosotros los ayudaríamos para que puedan volver al África. Sobre los judíos, creo que el plan de Hitler , de formar un estado judío en la isla de Madagascar, seria la solución ideal para terminar de una vez por todas con el nomadismo del pueblo judío.

¿Hay mestizajes buenos? No , ningún mestizaje es bueno. Lo que si es bueno, es la mezcla entre los cinco tipos de raza aria (que no es lo mismo que el mestizaje, pues son de una misma raza) o sea los nórdicos, alpinos, baltico-orientales, mediterráneos y dinaricos. Aunque es importante que entre ellos mismos vean sus diferencias y desigualdades. Pero las cruzas entre arios y semitas , blancos y negros , jamas será algo positivo.
¿Si no odian a las demás raza, porque los medios de comunicación hablan tanto de Uds.? Los medios de comunicaSION , están en manos de los judíos , por tal motivo todo lo que digan de nosotros , no será algo bueno o positivo.
Ademas si hay algún suceso violento entre racistas blancos y negros o mestizos, inmediatamente la prensa hace un gran circo sobre los sucedido.
¿Están a favor del aborto? Creemos que únicamente se puede abortar en caso de una malformación del feto, pero legalizar el aborto por una cuestión estética o por culpa del desenfreno sexual como proponen las feministas pro-aborto, es el peor crimen de todos ¿Que es la homosexualidad? Creemos que la homosexualidad no es algo normal , como nos quieren hacer creer. Los homosexuales son personas enfermas. Lo que ahora hay es pervertidos sexuales que tienen inclinaciones homosexuales. Muchos de estos pervertidos tienen importantes cargos en los gobiernos y medios de comunicación, por tal motivo vemos por Tv. como se defienden los derechos de estos pervertidos homosexuales.
¿Cual es la solución? Al ser la homosexualidad una enfermedad , estas personas deben estar recluidas en centros de salud mental. Mientras los que son homosexuales por perversión o dinero, la justicia se hará cargo de ellos, imponiendo un castigo ejemplar.
¿Que es el ecologismo? El ecologismo es la defensa de la naturaleza, del medio ambiente. ¿Que relación tiene con el Nacional-Racismo? Para que una raza pueda procrear y vivir armoniosamente , debe de habitar en un lugar sin contaminación , con aire puro y aguas limpias. El hombre pertenece a la naturaleza y no esta por encima de ella como nos quieren hacer creer. No estamos en contra de los avances científicos y tecnológicos , pero estos deben de respetar el ecosistema.
No creen que es una utopia lo que proponen? No el Nacional-racialismo es la única solución para la raza blanca . Si la raza blanca desaparece, seria el fin de la humanidad.
(*) Segun von Eickstedt, Günter y Lahovary
(**) Dr. Huttig - Oficina politica de la raza de la NSDAP

Adolf Hitler - Mein Kampf

"Si se divide la humanidad en tres categorías de hombres: creadores, conservadores y destructores de la cultura , tendríamos seguramente como representante del primer grupo solo al elemento Ario. El estableció los fundamentos y las columnas de todas las creaciones humanas; únicamente la forma exterior y el colorido dependen del carácter peculiar de cada pueblo."
"Frente a la concepción va la ideología nacional racista el valor de la humanidad en sus elementos raciales de origen. En principio considera al Estado solo como un medio hacia un determinado fin y cuyo objetivo es la conservación racial del hombre. De ninguna manera cree , por lo tanto, en la igualdad de las razas, sino que por el contrario, al admitir su diversidad, reconoce también la diferencia cualitativa existente entre ellas. Esa persuasión de la verdad le obliga a fomentar la preponderancia del mas fuerte y a exigir la supeditación del inferior y del débil, de acuerdo con la voluntad inexorable que domina el universo. En el fondo rinde así homenaje al principio aristocrático de la naturaleza y cree en la evidencia de esa ley, hasta tratándose del ultimo de los seres racionales. La ideología racista distingue no solo valores entre razas, sino también entre los individuos. Es el mérito de la personalidad lo que para ello se destaca del conjunto de la masa, obrando por consiguiente frente a la labor disociadora del marxismo, como fuerza organizadora. Cree en la necesidad de una idealización de la humanidad como condición previa para la existencia de esta. Pero niega la razón de ser a una idea ética, si es que ella, racialmente, constituye un peligro para la vida de los pueblos de una ética superior, pues en un mundo bastardizado o mulatizado estaría predestinada a desaparecer para siempre toda noción de lo bello y digno del hombre, así como la idea de un futuro mejor para la humanidad."
"Basta la observación mas superficial para demostrar como las innumerables formas de la voluntad creadora de la naturaleza están sometidas a la ley fundamental inmutable de la reproducción y multiplicación de cada especie restringida a si misma. todo animal se apareja con un congénere de su misma especie. Solo circunstancias extraordinarias puede alterar esa ley..""
"Si el judío, con la ayuda de su credo marxista, llegase a conquistar las naciones del mundo, su diadema seria entonces la corona fúnebre de la humanidad y nuestro planeta volvería a rodar desierto en el éter como hace millones de siglos.
La naturaleza eterna venga inexorablemente la transgresión de sus preceptos.
Por eso estoy convencido de que al defenderme del judío lucho por la obra del Supremo Creador."




DEFENSA DE LA RAZA

En la historia contemporánea, casi no hay vocablo que levante tanta emoción y miedo como racismo. Ninguno engendra más infantilismos y cobardías. Ningún problema es más fatal o más provocativo que el problema racial. Y sin embargo, el destino de la humanidad depende sólo de un examen en profundidad de este problema y de su sola, única e indispensable solución.
Es cierto que la palabra racismo ha sido manoseada, apartada de su concepción verdadera por dilettantes o maníacos, y uno se creería bien inspirado al abandonarla. Así, podríamos reemplazar la palabra “racismo” por la de “racialismo” a fin de escapar tal vez a la mala fama. Pero aquello no nos pondría a salvo de una nueva deformación y añadiría al mal de nuestro tiempo (donde el valor y el sentido de. las palabras han caldo en una confusión penosa), dando al mismo tiempo razón a nuestros enemigos. Además, esta adaptación al medio democrático sería sospechosa desde más de un punto de vista. Luego, la honestidad más elemental exige más bien que establezcamos el significado de la palabra racismo en toda su pureza.
Primero, condenamos la discriminación. El hecho de maltratar a un individuo a causa de su raza, de su color, de su idioma o de su religión es muy injusto. Todo el mundo puede estar de acuerdo sobre este punto. Por el contrario, pocas personas se dan cuenta del espantoso peligro engendrado por el antirracismo sistemático. La torpeza y la deslealtad que caracteriza a los políticos han obscurecido y deformado esta situación. Los que se niegan a afrontar este tema capital combaten en realidad contra los que creen defender.
Constatamos que existe, en escala mundial, un complot lúcido que intenta hacer un solo mundo recurriendo a la integración racial. Pero en todos los países donde se ha impuesto esta integración, el resultado fue una discriminación más grande que nunca. Los individuos son así empujados a la sublevación extrema con todo lo que ello comporta de resentimientos, de amarguras, de odios y de matanzas. Constatamos también que el hecho racial es a tal punto poderoso que el mal subsiste aún allí donde la mezcla es admitida, ya que cada grado de mestización hace nacer a menudo una nueva ase social.
En el campo social, los espíritus superficiales y los bienpensantes infantiles se han convertido en juguetes entre las manos de dirigentes que incitan a la violencia racial... ¡en nombre del amor universal! Es urgente que los pueblos tomen conciencia de la insondable imbecilidad de estas tentativas encubiertas bajo el manto del “amor universal”. En efecto, ¡la suerte del Hombre está en juego! El respeto a. la herencia biológica es un principio que es imposible no tomar en consideración cuando se trata de la evolución del hombre. Los que, en nombre de la “fraternidad humana”, hacen desaparecer el patrimonio hereditario de un plumazo, no le impiden actuar. En efecto, la Naturaleza castiga las violaciones de las leyes de la vida, y los antirracistas trabajan a favor de su desaparición combatiéndonos. Que por lo menos esta reflexión los lleve a tolerar nuestras ideas y a respetar la libertad de opinión que ellos proclaman.
El bienestar de la humanidad depende del bienestar de cada raza y recíprocamente, ya que una no puede desarrollarse verdaderamente sin la otra. El racista elimina de su vocabulario la palabra igualdad. La idea misma de igualdad es un absurdo. Los hombres son por esencia desiguales tanto en lo físico, como en lo moral. Sucede lo mismo con las razas. El racista sabe muy bien, que lo que los demócratas llaman prejuicio es un reflejo defensivo normal, comunitario, y que pertenece a cada raza. Sólo trabajando en el sentido de una conciencia racial esclarecida se puede resolver en armonía geográfica y en paz los problemas ligados a la idea de la Sangre.

Dr. Jacques Baugé Prévost. Psy. M.D.,N.MD.
Director INSTITUTO SUPERIOR DE CIENCIAS Psicosomáticas, Biológicas y Raciales - LAUSANA- MONTREAL

El FASCISMO COMO DOCTRINA



Como toda: concepción política vital el fascismo es práctico y es pensamiento, acción animada por uno doctrina inmanente, y doctrina que, surgiendo de un sistema dado de fuerzas históricas, no se desliga de él, sino que, obra en él desde dentro. Tiene, pues, una forma correlativa a las contingencias de lugar y de tiempo, pero a la vez posee un contenido ideal que, en la historia superior del pensamiento, es fórmula de una verdad. En el mundo no es posible actuar espiritualmente como voluntad humana dominadora de voluntades, sin poseer un concepto de la realidad transeúnte y particular sobre la cual se debe obrar, y de la realidad permanente y universal en la cual tiene la primera la razón de su ser y de su vida. Para conocer a los hombres, es preciso conocer al hombre; y para, conocer al hombre, es preciso conocer la realidad y sus leyes. No existe concepto del Estado que no sea fundamentalmente concepto de la vida: filosofía o intuición, sistema de ideas que se desarrolla en una construcción lógica o que se recoge en una visión o en una fe, pero que, por lo menos virtualmente, será siempre una concepción orgánica del mundo.


CONCEPCION ESPIRITUALISTA DEL FASCISMO


Así, no se podría entender el fascismo en muchas de sus actitudes o exteriorizaciones prácticas, como organización de partido, como sistema de educación, como disciplina, si no se las contemplase a la luz de su modo general de concebir la vida. Modo espiritualista. Para el fascismo, el mundo no es este mundo material que aparece en la superficie, en que el hombre es un individuo separado de todos los otros, y está gobernado por una ley natural que lo impulsa instintivamente a vivir una vida de placer egoísta y momentáneo. El hombre del fascismo es el individuo que es nación y patria, ley moral que une a los individuos y a las generaciones en una tradición y en una misión, que suprime el instinto de la vida encerrada en el reducido limite del placer para instaurar en el deber una vida superior, libre de límites de espacio y de tiempo: una, vida en la cual el individuo, en virtud de su abnegación, del sacrificio de sus intereses particulares, y aún de su misma muerte, realiza aquella existencia, totalmente espiritual, en la que consiste su valor de hombre.


ESPIRITUALISMO FASCISTA Y POSITIVISMO


El fascismo quiere al hombre activo y dedicado a la acción con todas sus energías; quiere que sea virilmente consciente de las dificultades existentes, y que esté dispuesto a afrontarlas. Concibe la vida como lucha, considerando que le toca al hombre mismo conquistarse la vida, que sea realmente digna de él, creando para ello, ante todo, en sí mismo el instrumento (físico, moral, intelectual) para edificarla. Así como esta concepción se refiere al individuo aisladamente, así también se refiere a la nación, y, más aún, a la humanidad. De aquí el elevado valor de la cultura en todas sus formas - arte, religión, ciencia y a la grandísima importancia de la educación. De aquí también el valor esencial del trabajo, con que el hombre vence a la naturaleza y crea el mundo humano (económico, político, moral, intelectual).


EL FASCISMO COMO CONCEPCION ETICA


Esta concepción positiva de la vida es, evidentemente, una concepción ética. Y abarca a toda la realidad, y no ya solamente a la actividad humana que la domina. Ninguna acción se substrae al juicio moral; nada en el mundo puede despojarse del valor que a todo compite en función de sus fines morales.Por lo tanto la vida, tal como la concibe el fascista, es seria, austera, religiosa: enteramente librada en un mundo sostenido por las fuerzas morales y responsables del espíritu. El fascismo desprecia la vida "cómoda.

EL FASCISMO COMO CONCEPCIÓN RELIGIOSA

El fascismo es una concepción religiosa que considera al hombre en su relación inmanente con una ley superior, con una Voluntad objetiva que trasciende del individuo particular y lo eleva, convirtiéndolo en miembro consciente de una sociedad espiritual. Todo aquel que ante la política religiosa del régimen fascista se ha detenido en consideraciones de mera oportunidad, demuestra no haber comprendido que el fascismo, además de ser un sistema de gobierno es también, y sobre todo, un sistema de pensamiento.

sábado, 11 de octubre de 2008

¿Qué es la Nación?


Con la mayor de las certezas afirmamos que si le pidiéramos a algún joven adormecido y aturdido por el libertinaje y el consumismo imperante, sobre una definición aceptable del concepto “nación”, esta, seguramente, seria errónea, o por lo menos, incompleta. Esto no nos sorprende. La mayoría de la juventud esta preocupada, generalmente, de asuntos vacíos. Ante la ignorancia respecto a nuestro tema a tratar, es el presente texto.

¿Que es una nación? Antes de responder esta pregunta es necesario saber cuales son los elementos constituyentes de la misma. En la nación nos encontramos con una unidad de sangre, de raza, de habla, de habitación y convivencia, de sociedad nativa. Esto para muchos es lo que significa la nación, sin embargo, ello no nos permite dilucidar el “misterio” de la definición del concepto analizado, ya que ni la geografía, ni la lingüística, ni la naturaleza, ni la biología dan cuenta integra sobre lo que es la nación. Todo ello esta dentro de la nación, como el amor a la tierra que nos vio nacer. El patriotismo es una imagen de la nacionalidad, que se basa en todos los elementos antes citados ubicándose, no obstante, por sobre ellos, trascendiéndolos completamente. El mira desde el presente al porvenir. El cariño a la “tierra de los padres” (patria) no se sitúa solo en lo pasando y en lo presente, sino que también prolongo lo pasado y lo presente en el porvenir de los años y siglos venideros. De los elementos constitutivos, especialmente el sentido de pertenencia patria, es de lo surge un estilo. Decir que Colombia es una nación es decir que es un estilo el cual se plasma en la vida colectiva de la misma. La nación, por lo tanto, es una unidad de destino de vida colectiva con estilo o modalidad propia.

Sabido es que en el momento que un conjunto de hombres que viven juntos desean imprimirle a sus actos, vidas y producciones una determinada modalidad, crean una nación. Esto nos permite afirmar que Colombia no es una raza, ni un idioma, ni un territorio en especial, sino la modalidad que dicha raza, idioma y territorio, en todos sus actos y creaciones, así como en su vida, han impreso a lo largo de los siglos. Nuestra manera de ser es lo que nos diferencia de las demás naciones. Lo mismo se puede decir de la nación Venezolana, Española, Inglesa, Mexicana, etc...


El estilo o modalidad es una característica importantísima del ser humano. Esta nos permite diferenciarnos de los animales. Los animales, a diferencia de los hombres, carecen de toda modalidad, puesto que son simples ejecutores de un programa mecánico determinado, prescrito por la naturaleza. El hombre en cambio posee la libertad y la responsabilidad de formarse como tal, de utilizar a la naturaleza para crecer como ser humano y como sociedad y para decidir sobre su futuro, haciendo tales o cuales cosas. La vida del hombre es propia creación del hombre y no el cumplimiento de un “plan” que se cumple a través de comportamientos reflejos. Por ello se dice que el hombre tiene estilo.

El orbe esta compuesto por una pluralidad de naciones, es decir, de humanidades. Sin esta condición no existiría la humanidad ya que no habría diversidad. A no existir la humildad, no existirían las humanidades, es decir, naciones. Los que desean borrar las diferencias humanas, los diversos estilos humanos, es decir, las naciones, no solo buscan un fin imposible de realizar, sino que un objetivo monstruoso y satánico. Si esto ocurriera, la humanidad se transformaría en mera animalidad, ósea, en repetida ejecución de un modulo invariable.

El nacionalismo no es una teoría que se pueda aceptar o rechazar, ya que constituye la realidad misma de la vida humana. Teoría es en cambio la del antinacionalismo marxista-bakuniano que esconde, además de odio y resentimiento, un origen oscuro y maligno. Dentro de las diversidades nacionales e individuales, existen hombres que no las pueden tolerar. Su pensamiento se reduce en que: Como tu eres mejor que yo, debes ser igual a mi y como yo soy mejor que tu, debo ser igual a. En el primer caso envidia y resentimiento, en el segundo orgullo.

En este tipo de pensamiento se observan los deseos de negación humana, sumisión, nivelación por abajo y uniformidad en lo inferior. Esto, a la larga, resulta ser inofensivo, ya que dichas teorías contradicen la realidad humana constituida en base a la diversidad humana, piedra angular de la existencia de la humanidad la que, como dijimos, esta compuesta por humanidades que, malignamente, son despreciadas tanto por el comunismo, el anarquismo y el capitalismo creador de sociedades multiculturales y multirraciales que acaban con la diversidad, es decir, con la humanidad.

Un Orden Natural


Nosotros nos vemos integrados en un mundo unitario que nos rodea, que evoluciona según la ley natural. En las palabras más simples: Sólo hay una realidad, que llamamos Naturaleza: no “mi realidad” y “tu realidad”, como afirman los subjetivistas y tampoco los reinos separados de lo espiritual y lo físico, como dicen los supernaturalistas. Somos parte de la Naturaleza y estamos sujetos a las leyes de la Naturaleza. Dentro del ámbito de estas leyes, podemos determinar nuestro propio destino. Si erramos en nuestros esfuerzos no hay alguien que nos proteja de las consecuencias de nuestra necedad o nuestra debilidad. En otras palabras, nosotros mismos somos responsables de todo sobre lo que tenemos poder de elección: en particular, del estado de nuestro entorno y del destino de nuestra raza.
Esta visión contrasta con la visión semítica, que separa al hombre del resto del mundo y postula la existencia de un ser divino, pero sin embargo con apariencia humana, que gobierna al hombre y al mundo con una ley sobrenatural. Los que mantienen esa visión se absuelven de la responsabilidad de su destino. Cuando se enfrentan con una consecuencia indeseada de unos hechos dicen, “Es el deseo de Dios (o Yahvé o Allah).” Creen que no es necesario que los hombres se preocupen del futuro más allá de planear sus propias necesidades, porque su dios tiene todo bajo control.
Durante el tiempo en que Europa estuvo más fuertemente bajo la influencia de la ideología semítica (e incluso hoy en algunos países bajo gobierno islámico, así como entre algunas sectas fundamentalistas judías y cristianas en América y otros lugares), era considerado impío que un hombre infringiera las prerrogativas de la deidad: específicamente, intentar comprender o influenciar los fenómenos de la Naturaleza, o cambiar las venerables instituciones sociales.

La Ley de la Desigualdad



Nuestro mundo es jerárquico. Cada uno de nosotros es miembro de la raza Aria (o Europea), que, como las otras razas, desarrolló sus características especiales a lo largo de miles de años durante los cuales la selección natural no sólo la adaptó a su entorno, sino que también la avanzó por su camino evolutivo. Aquellas razas que evolucionaron en el entorno más exigente del norte, donde sobrevivir un invierno requería planificación y autodisciplina, avanzaron más rápidamente en el desarrollo de facultades mentales más altas –incluyendo las habilidades de conceptuar, de resolver problemas, de planificar para el futuro, y de posponer gratificaciones- que aquellas que permanecieron en el relativamente invariable clima de los trópicos. Consecuentemente, las razas varían hoy en sus capacidades de construir y de mantener una sociedad civilizada y, más generalmente, en sus habilidades de echar una mano consciente a la Naturaleza en la tarea de la evolución.
Además, así como las razas deben ser ordenadas de acuerdo a sus niveles de desarrollo, también deben los individuos dentro de una raza ser ordenados. Algunos son capaces de comprender el mundo que les rodea mejor que otros; algunos son más creativos; algunos tienen mejor autodisciplina o un deseo más fuerte; algunos tienen un sentido de la responsabilidad más desarrollado. En una sociedad bien ordenada estas diferencias se verán reflejadas en diferentes grados de influencia o control sobre el curso de la sociedad que se ejerce por los distintos miembros de la sociedad, de acuerdo con sus diferentes cualidades individuales.
Contrastando con nuestra visión está aquella de los igualitaristas, que creen que las diferencias de nivel de civilización de las diferentes razas y las diferencias de posición social de los individuos en nuestra sociedad son puramente circunstanciales y pueden ser cambiadas fácilmente cambiando las circunstancias: por ejemplo, el nivel de civilización en el África negra puede ser igualado al nivel europeo y mantenido ahí suministrando ayuda económica y técnica para compensar “injusticias” pasadas, como el colonialismo; y cualquier individuo puede estar en una posición de la sociedad si se le dan ciertas “ventajas”, como buenas escuelas y buen entorno familiar. Diferencias de logros, nivel de vida, y grado de influencia, entre las razas y entre los individuos, son, por lo tanto, no naturales e injustas y deben ser eliminadas, de acuerdo con los igualitaristas.

Una Jerarquía de Responsabilidades


Como individuos conscientes de nuestra propia naturaleza y de nuestra relación con el resto del mundo, tenemos una inevitable jerarquía de obligaciones o responsabilidades.
Primero, tenemos una obligación con la Naturaleza, con la que tenemos que participar tan efectivamente como podamos en su eterna búsqueda de mayores niveles de desarrollo, formas de vida mejores.
Esta obligación ha sido reconocida y expresada por nuestros poetas y filósofos a lo largo de nuestra historia. Friedrich Nietzsche nos dijo que nuestra primera responsabilidad es ayudar a preparar al mundo para la venida de un tipo de hombre mejor. George Bernard Shaw escribió que estamos obligados a servir a la Fuerza de la Vida en su esfuerzo de conocerse a sí misma totalmente: es decir, alcanzar mayores niveles de conciencia.
Segundo, tenemos una obligación con nuestra raza como agente colectivo de progreso. La Naturaleza ha refinado y pulido las cualidades especiales encarnadas en la raza aria de modo que pudiéramos desempeñar mejor la misión que tenemos encomendada. Incluso aunque la Naturaleza ha desarrollado también otras formas de vida, incluyendo a otras razas humanas, nosotros tenemos una obligación especial hacia nuestra propia raza: asegurar su supervivencia, salvaguardar sus características únicas, mejorar su calidad.
Tercero, tenemos una obligación con aquellos miembros de nuestra raza que son los más conscientes de sus propias obligaciones y los más activos en alcanzarlas. Así, hay un lazo de camaradería entre nosotros y aquellos que también están trabajando por la misma causa.
Finalmente, tenemos una responsabilidad con nosotros mismos de ser los mejores y más fuertes individuos que podamos.
Nuestra aceptación de esta jerarquía de responsabilidades contrasta con la actitud de los individualistas, que no reconocen una responsabilidad hacia nadie que no sean ellos mismos; y también contrasta con la actitud de los humanistas, que evitan su responsabilidad racial.

Movimiento Mundial del Creador

Después de seis mil años de historia , nuestra pueblo por fin tiene una religión de, por y para ellos. La CREATIVIDAD es esa religión. Se ha establecido para la Supervivencia, la Expansión, y el Avance de nuestra Raza Blanca exclusivamente. Verdaderamente, creemos que lo que es bueno para la Raza Blanca es la mayor virtud, y lo que es malo para la Raza Blanca es el peor pecado.

Hemos llegado hasta aqui manteniendo esta perspectiva observando las leyes Eternas de la Naturaleza, estudiando la Historia, y usando la Lógica y el Sentido común con el que cada uno nace: la ley más grande de la Naturaleza es la supervivencia de la propia especie; la historia nos ha mostrado que la Raza Blanca es la responsable de todo lo que llamamos progreso en este mundo; y esto es por lo tanto tan lógico y perceptible como para colocar La Raza como algo de suma importancia y rechazar todas las ideas que no lo hagan así.

Nuestro pueblo ha afrontado amenazas en todos los momentos de la historia, pero nunca nuestro pueblo ha afrontado una amenaza tan grave como a la que se enfrenta hoy. Hoy, la existencia biológica continuada de nuestro pueblo sobre la tierra se pone en duda. En 1920, por ejemplo, una de cada tres personas sobre este planeta era Blanca. Hoy, sólo una de cada doce es Blanca. Si esta tendencia actual continua, nos podemos imaginar lo que habrá sobre la faz de la tierra dentro de cien años.

¿Cómo ha ocurrido esta calamidad? Esto ha ocurrido debido al pensamiento sesgado de la nuestra gente. Nuestra gente hasta este momento ha estado preocupada con muchas cuestiónes además de la cuestión de su propia supervivencia. Hemos mantenido a nuestro cargo a aquellos que no son de nuestra propia especie, haciendo que se elevasen numericamente, mientras que al mismo tiempo, la gente Blanca iba reduciendo el tamaño de sus familias, por egoísmo o debido a salarios bajos que pagan impuestos desorbitados. Nos hemos dividido en toda la clase de organizaciones y causas, y nadie ha planteado la cuestión más básica: ¿Habrá niños blancos en el futuro? En la CREATIVIDAD, esta es la cuestión, y todas las demás cuestiones giran entorno a ella.

Nuestra gente por todas partes comienza a abrazar el credo dinámico e inspirador y el programa de CREATIVIDAD. La gente blanca por todas partes comienza a dejar de lado sus diferencias pasadas y desacuerdos y van juntos para mejorar su interés común. Cada vez más nuestro pueblo empieza a comprender que si la gente Blanca no busca su propio futuro, nadie va a hacerlo por ellos. Por consiguiente, nuestras iglesias brotan por todo el mundo, nuestros ministros predican la palabra de unidad Blanca y nuestros miembros entusiastamente, extienden la palabra, a nuestro pueblo Blanca . Esperamos que después de la lectura de este folleto, decidas obtener más información, y por consiguiente decidas hacerte miembro de nuestra iglesia, El Movimiento de la Creatividad, y decidir unirte en esta lucha histórica.

Reverendo Matt Hale, P.M

El nombre de nuestra organización es el Movimiento Mundial del Creador. Somos una organización religiosa, no lucrativa, con nuestra Sede central Mundial en el estado de Illinois. En el momento de esta escritura, tenemos veinticuatro ramas regionales y locales de la iglesia y miembros en todo el mundo.

Los Cinco Dogmas Fundamentales de la Creatividad

I. CREEMOS que nuestra Raza es nuestra Religión.

II. CREEMOS que la Raza Blanca es lo Más perfecto de la Naturaleza.

III. CREEMOS que la lealtad racial es el mayor de todos los honores, y la traición racial es el peor de todos los crímenes.

IV. CREEMOS que lo que está bien para la Raza Blanca es la virtud más grande, y lo que es malo para la Raza Blanca es el peor pecado.
V. CREEMOS que sólo y sólo una, la verdadera revolucionaria Religión Blanca Racial - la Creatividad - es la única salvación para la Raza Blanca.

Por el cumplimiento de estos dogmas, Nosotros los Creadores ofrecemos para siempre
nuestras Vidas, nuestro Sagrado Honor, y nuestro Fervor Religioso.

Los Dieciséis Mandamientos de La Creatividad

La Creatividad es una religión Pro-Blanca, Profesional, No-Violenta y Progresista Promovemos activamente los Drechos Civiles de los Blancos, la Autodeterminación Blanca y la Liberación Blanca Vía 100% legal. Nosotros no promovemos, toleramos ni incitamos la actividad ilegal.

I. Este es el deber jurado y la responsabilidad santa de cada generación conservar y asegurar por siempre la existencia de la Raza Blanca sobre la faz de la tierra.

II. Se fértil y multiplicate. Pon de Tu parte por ayudar a poblar el mundo con tu propia especie. Este es nuestro objetivo sagrado poblar las tierras de nuestro planeta con gente Blanca exclusivamente.

III. Recuerde que las Razas inferiores de color son nuestros enemigos mortales, y las más peligrosa de todas es la raza judía. Este es nuestro objetivo inmediato engrandecer la Raza Blanca, y seguir reduciendo a nuestros enemigos.

IV. El principio que dirija todos tus actos será: ¿Qué es lo mejor para la Raza Blanca?

V. Mantendrás tu raza pura. La contaminación de la Raza Blanca es un crimen atroz contra la Naturaleza y contra tu propia raza.

VI. Tu primera lealtad pertenece a la Raza Blanca.

VII. Da preferencia a los negocios o transacciones comerciales con los miembros de su propia raza. Retira progresivamente todas las transacciones con judíos cuanto antes. No emplees a negros o gente de otras razas. Ten contactos sociales sólo con los miembros de tu propia familia racial.

VIII. Destruye y destierra todo pensamiento judío y su influencia de la sociedad. Trabaja mucho para conseguir un Mundo Blanco cuanto antes.

IX. El trabajo y la creatividad son nuestro numen. Consideramos el trabajo como algo noble y nuestra buena disposición en el trabajo una bendición para nuestra raza.

X. Decide en la juventud qué harás para contribuir al menos una vez en la perdurabilidad de la Raza Blanca.

XI. Conserva el Honor de Tu Raza en cualquier momento.

XII. Este es nuestro deber y nuestro privilegio en el plan de la Naturaleza esforzarte en avanzar hacia delante y mejorar nuestras generaciones futuras.

XIII. Honrarás, protegerás y venerarás la santidad del grupo familiar, y lo mantendras sagrado. Este es el primer eslabón de la larga cadena de oro de nuestra Raza Blanca.

XIV. En todas partes de tu vida te mantendrás fiel a nuestro credo de Sangre, Tierra y Honor. Practica esto con diligencia, es el corazón de nuestra fe.

XV. Piensa y actua positivimente como miembro orgulloso de la Raza Blanca, , se valiente, confiado y agresivo. Utiliza constructivamente tu capacidad creadora.

XVI. Nosotros, los Camaradas Raciales de la Raza Blanca, estamos determinados en recuperar el control completo e incondicional de nuestro propio destino.

miércoles, 8 de octubre de 2008

AMA TU HERENCIA GENETICA.


Definimos como racismo reconocer, defender y amar nuestra Raza, para con ello engrandecerla y perpetuarla de manera saludable y digna en su aspectoPsíco-bio-espiritual.Esto en ningún momento conlleva pasar a llevar la historia, cultura y tradiciones de otras razas, nuestro racismo en un respeto mutuo; cada una debe sentir orgullo de sus características naturales. Por ello, nos es tan importante amar la propia y luchar por su bienestar evitando un caos racial, que se ha dado con un crecimiento inconmensurable en los últimos tiempos, con todo este proceso de quiebres de fronteras culturales que atrae la globalización y el materialismo capitalista marxista, produciendo un enfrentamiento de tradiciones y culturas, diferentes conceptos se entremezclan llevando a un caos existencial y degenerando ambas razas.Los Nacionalsocialistas sabemos la importancia de la Raza, comprendemos que el compartir un mismo espíritu permite un gran desarrollo guiando una selección biológica que da luz a un ascenso claramente evolutivo.La raza Aria que comprende a todas las naciones blancas y es la más importante de las tres razas: blanca, negra y amarilla. La raza blanca cuenta dentro de si con 5 subdivisiones: nórdica, alpina, mediterránea, dinámica y báltica oriental.La raza Aria debe tener muy en cuenta este punto, puesto que la ley de conservación de las especies, es tan simple y visible dentro de la naturaleza, que nos es propio el instinto de sobrevivencia, tan agudo dentro de las especies naturales… entonces por que el hombre siendo animal superior reniega de lo natural y evidente? ¿Deseamos acaso la autodestrucción?Esta conciencia es evitable con una buena educación adquiriendo la responsabilidad ante su destino y el de la Nación, respetando la vida por instinto y voluntad propia.Como mujeres y hombres blancos debemos sentirnos orgullosos de ser descendientes de tan alta civilización rica en cultura e historia. El hombre blanco es descubridor, creador, fundador y responsable de la ciencia y la técnica del mundo actual. Arios valientes guerreros, emprendedores y aventureros, con una gran capacidad espiritual que se proyecta en una imaginación y sensibilidad artística innegable.¿Entonces quienes serán las encargadas de dar esa educación y de entregar a la vida hombres y mujeres fuertes fidedignos representantes de nuestra Raza? La respuesta a esta simple interrogante la sabemos muy bien.Es indispensable tener jóvenes que gocen de una buena salud que les permita dar a luz hijos fuertes y prósperos dentro de la sociedad. Es necesario que seamos capaces al 100% de dar una correcta educación a nuestros hijos para evitar que caigan en manos del materialismo dejando de lado los grandes valores espirituales, recordemos que debemos compensar y recontrarrestar los aspectos denigrantes e improductivos de la actual educación, esto sumado a los medios de comunicación que promueven el anti-patriotismo y el anti-heroísmo.En la actualidad la escoria esta socavando las Leyes Naturales y Divinas, destruyendo los derechos esenciales del ser humano, lo peor es que ellos han llegado al poder.

Nacimos para ser blancos (cas), para pertenecer a la raza blanca, eso es lo que somos y no lo debemos despreciar, somos el orgullo de la creación, somos la perfección hecha realidad, ¡somos blancos!14/88