sábado, 21 de marzo de 2009

Día Mundial del Orgullo Blanco


El 21 de marzo de cada año las Naciones Unidas crearon el día Internacional para la eliminación de la discriminación racial, también conocido como ' el día de la Armonía '. En el mundo entero las personas pertenecientes a la raza blanca somos víctimas de la discriminación racial y la difamación diaria. Usted puede tomar una postura contra la discriminación racial y la difamación que ocurre hacia los hombres y mujeres de raza blanca en todo el mundo. Este día - el 21 de marzo de cada año es el día en que los hombres y mujeres de raza blanca podemos levantarnos y mostrar nuestro orgullo agitando nuestras banderas de orgullo blanco y llevando camisetas a favor de nuestra raza. Animan a todos nuestros hermanos blancos en el mundo entero a hacer del 21 de marzo de cada año, el día que nuestras voces no serán calladas. Independientemente de las discusiones que posiblemente usted puede tener con cualquier otro hermano o hermana Blanca, el Día Mundial del Orgullo Blanco es el día para mostrar nuestro orgullo racial, las diferencias serán dejadas a un lado y nos uniremos como hermanos en la construcción de un futuro mejor.

Es el deber de la población blanca del mundo entero comunicar este mensaje, ya sea por teléfono, enviando un correo electrónico, escribiendo una carta, agitando una bandera de orgullo blanco, llevando una camiseta a favor de nuestra raza blanca, organizando una reunión con nuestros hermanos afectados y levantando el brazo como señal de compromiso, para que así, unidos como hermanos blancos podamos luchar por nuestros derechos y objetivos del Día Mundial del Orgullo Blanco.
Hagamos de este día un día para luchar contra la discriminación y la difamación que ocurre en el mundo entero hacia nuestra raza Blanca y así podamos expresar nuestro orgullo durante todo momento.

¡¡NUESTRO ORGULLO DEBE SER EXPRESADO CADA DIA EN TODO INSTANTE, NO SOLO UNA FECHA EN ESPECIAL SINO 365.25 DÍAS AL AÑO!!!
21 de Marzo Día Mundial del Orgullo Blanco.


HOMENJE A UN GRAN LIDER Y ESCRITOR: MIGUEL SERRANO ( 10-09/1917 . 28-02/2009 Santiago de Chile Q.E.P.D)

Nació el 10 de septiembre de 1917 en Santiago de Chile y falleció el 28 de febrero del 2009 en la misma ciudad, su recuerdo y enseñanzas vivirán por siempre en nuestra mente, corazones y acciones Sieg Heil!!

Serrano encabezó la representación política de su país, al frente de las embajadas de Chile en la India, en la desaparecida Yugoslavia y Austria, y fue uno de los mayores ideólogos del movimiento nacionalista en todo el mundo y Guía de una corriente mística neopagana, vinculada a las raíces del nacionalsocialismo histórico. Es de sobra conocida su íntima amistad con el actual Dalái Lama y con personalidades ya fallecidas como el escritor Hermann Hesse, el psiquiatra Carl Jung, el poeta Ezra Pound, la primera ministra de la India Indira Gandhi y el general de las Waffen SS, Léon Degrelle.


Con un porte distinguido y penetrantes ojos azules, mantuvo, absolutamente intacta, su incondicional adhesión al nacionalsocialismo, asumida hace ya casi seis décadas. Esto, junto a sus intrincadas teorías esotéricas -donde misticismo, magia y realidad confunden sus límites- y una original interpretación de la historia y los mitos indoeuropeos, lo han convertido en todo un personaje: polémico en sus opiniones, atípico como escritor.


Descendiente de una tradicional familia chilena, entre cuyos antepasados se cuentan arzobispos, religiosas y hasta una santa, Miguel Serrano Fernández -sobrino, a la vez, de Vicente Huidobro- asumió su propio camino en busca y defensa del Yo, una lucha por la "individuación", a la manera propuesta por Jung.
Ferviente defensor de su país y del territorio chileno -del cual dice extraer toda su fuerza- se desempeñó durante dos décadas como embajador: entre 1953 y 1962 en
India; los tres años siguientes en la ex Yugoslavia, y hasta 1970 en Austria. Diez años en Suiza le permitieron ahondar en sus conocimientos y reflexiones.


Serrano era un "nazista" declarado y convencido. Según sus propias declaraciones, la Masacre del Seguro Obrero, vergonzoso y horrendo crímen ocurrido en Chile en 1938, en el que medio centener de "nazistas" (como se llama en Chile a los hitlerianos) fueron ejecutados por fuerzas policiales, le hizo inclinarse por el nacionalsocialismo. Su fidelidad al hitlerismo se ha mantenido siempre, como si fuera suyo el lema de las SS "Mi Honor se llama Fidelidad". En su casa de Chile ha levantado un altar a los héroes de la última guerra, tal como lo hizo años antes la sabia orientalista Savitri Devi, donde se custodian reliquias invaluables del Hitlerismo.
Miguel Serrano fue además uno de los primeros civiles en visitar la Antártica, en 1948, habiendo escrito intensamente sobre los "oasis con vegetación" y las "aguas templadas" en la Antártida. El ejército chileno dio su nombre a una montaña en la Antártida, a modo de reconocimiento a su figura. No es ningún secreto que Serrano intentó varias veces encontrar la entrada al "mundo interior", de cuya existencia estaba absolutamente convencido.


Su última aparición pública fue junto al Cerro Santa Lucía en el centro mismo de la capital chilena, cuando al cumplir sus 88 años en una solemne ceremonia-ritual fue coronado con laureles como el poeta y mago de Chile, homenajeado por intelectuales, artistas y amigos, donde destacó la ofrenda del Premio Nacional de Literatura Armando Uribe, quien escribió para la ocasión la más profunda descripción del rol mítico que juega Serrano dentro del contexto literario chileno. Ese día 10 de septiembre de 2005 fue una verdadera despedida para gran escritor de la generación del 38.


A sus 90 años, con el pelo blanco pero conservando toda su cabellera, ya escritas sus memorias en cuatro tomos, esperaba a ritmo pausado la visita de poetas y seguidores de su obra. Los medios de comunicación controlados ignoraron sistemáticamente a este gran personaje chileno. A pesar de ser uno de los escritores más destacados de Sudamérica (muy por encima por ejemplo de Vargas Llosa y otros de los que tanto se habla), ahora que ha muerto, con toda seguridad la prensa mantendrá absoluto mutismo. Y es que no les interesa hablar de este "último visigodo", todo un caballero chileno.


Entrevista a Miguel Serrano
(Realizada por Francisco Véjar)


Miguel Serrano es un escritor chileno (1917) con más de una docena de libros publicados cuya trayectoria resulta aun hoy tan atractiva como provocadora. Libros como Elella, El Círculo Hermético o El eterno retorno, publicados en los años 70, dan cuenta no sólo de su particular visión esotérica del mundo, sino también de su íntima amistad con autores tan cercanos para él como lo fueron Herman Hesse o Carl Gustav Jung, con quienes mantuvo una estrecha correspondencia a lo largo de toda su vida.
Siendo embajador de
Chile en la India establece una estrechísima amistad con Indira Ghandi y Neru lo que dará como resultado su excelente obra La serpiente del paraíso, publicada el año 1963. Cabe recordar también, quizá, el último encuentro que sostuviera en Rapallo con el gran poeta norteamericano Ezra Pound, quienes al despedirse, después de una larga conversación, Miguel Serrano le dice: "Nos volveremos a encontrar en setecientos años más y volveremos a perder".
No hemos sido los primeros en observar que su país escatima a Miguel Serrano los honores que merece un escritor editado por prestigiosas casas de
Inglaterra o de Estados Unidos y traducido incluso al farsi y al japonés. No hace mucho que otra de sus obras, El Círculo Hermético, ha visto la luz en francés (Georg Ed. Ginebra, 1991) y es en las páginas de la revista belga Vouloir donde el ensayista Bruno Dietsch dedica el siguiente comentario a la obra del escritor chileno: "Nemo propheta a acceptus est in patria (Ciudad de los Césares, #39, año 1991). A esto le debemos agregar que recientemente su obra ha sido reeditada en Francia y en Rusia.

FRANCISCO VÉJAR - ¿Qué recuerdos tiene de la generación del 38?


MIGUEL SERRANO - Era una generación secreta y el grupo al que yo pertenecía más. Vivíamos creyendo que el mundo éramos nosotros y nada más. Existían otros grupos con los cuales no teníamos mayores contactos. Nos juntábamos en cafés nocturnos, donde conversábamos. Era la época de los cafés. Las reuniones nuestras eran en el restaurante llamado "Miss Universo" que quedaba en la segunda cuadra de San Diego. Yo vivía siempre por estos barrios, por la calle Lira. Y recuerdo que de noche caminaba hacia esos lugares, a cualquier hora de la noche se podía caminar, en un Santiago maravilloso de casas bajas, donde todo era cielo y donde no existían los asaltos. A las tres de la mañana, a cualquier hora. Ese tiempo era maravilloso, caminaba primero por la calle Lira, por esos rieles que aún existen. Tantas cosas han desaparecido, pero ahí están los rieles, esos rieles por los cuales caminábamos con Héctor Barreto que era el líder de este grupo y esta generación. Algunas veces nos quedábamos conversando hasta que se cerraban los bares y entonces cada uno partía para su casa. Nos sobraba dinero que entonces no nos costaba nada ganar, porque era la mesada que nos daba nuestra familia. Entonces parábamos, en los rieles de la calle Lira y lanzábamos el dinero. Era un gesto generoso para dárselo a los fantasmas y seguíamos caminando, en los rieles, uno en uno y otro en otro hasta que llegaba a mi casa y él se perdía en la noche.


Caminando por esas calles, yo llegaba al restaurante "Miss Universo". ¿Quién estaba allí? Julio Molina Miller (autor de La Primavera del Soldado, poesía, 1944), Robinson Gaete, personaje que nadie sabe que existió, Guillermo Atías que luego paso a ser uno de los dirigentes del partido comunista y que murió estando exiliado en París. También Santiago del Campo, el Tigre Ahumada, gente formidable, porque vivíamos la noche hablando de los libros; de los autores europeos, por ejemplo de Panait Istrati, Knut Hamsum, autores de la época y filósofos afines a la cultura griega, porque Barreto vivía en Grecia, en la Grecia antigua. Santiago del Campo, también la conocía. Ese era nuestro grupo que toma contacto con otro grupo, curiosamente gracias a mí, porque un día asistí a un matrimonio familiar, es decir, de una prima, y ahí tuve la oportunidad de conocer a Vicente Huidobro que era primo de mi madre, cuando supo que yo escribía, me invitó a su casa y ahí conocí a Braulio Arenas, Enrique Gómez-Correa, Eduardo Anguita, etc. Conocí gracias a Braulio Arenas al notable poeta Jaime Rayo, que escribió un libro extraordinario, Sombra y sujeto (poesía, 1939) y que se suicidó. Bueno, así nos fuimos conectando unos a otros, hasta cuando llegó el momento en que mataron a Barreto.


Era el tiempo de la
Guerra Civil Española (1936). Nosotros prescindíamos de la política y considerábamos que preocuparse de la política era una traición a la poesía o a la literatura. A Barreto lo mataron los nazistas en una reyerta callejera, porque Barreto antes se había hecho socialista y recuerdo que Atías, que fue más político que todos, después con los años, le decía, "¿cómo es posible que tú, Jasón, te hayas metido en la lucha contingente?" y él le dijo: "me he hecho socialista porque me dan pena los niños con los pies descalzos bajo la lluvia". Pero, en realidad no tenía nada que ver con la política, porque recuerdo que ese día que lo mataron, llegó a verme a la casa en Lira para invitarme a algún café para conversar y me contó que estaba muy desilusionado de la política y sobre todos de los socialistas. Él estaba escribiendo cuentos de tipo social y escribió algunos estupendos como La noche de Juan y me dijo: "Yo quise que mi libro lo ilustrara un amigo mío, pintor. En el partido me dijeron que no, porque ellos tenían pintores e ilustradores". Entonces les dije: "El que yo les quiero traer, es un tipo extraordinario, porque es capaz de hacer un círculo perfecto con los ojos cerrados y esto sólo Leonardo lo podía hacer". Por estas razones, me quedaban mirando y los socialistas decían, este tipo está loco. Y esa noche él se fue al "Café Volga" que quedaba en Avenida Matta.

Eran los tiempos de las reyertas callejeras. Los
socialistas en aquel entonces estaban movilizados militarmente. Y en esta reyerta Barreto murió. Entonces los socialistas salieron a la calle. Vicente Huidobro se apareció inmediatamente y nos dijo: "Vengan ustedes a luchar contra el fascismo". Y de esa manera yo entré a la política. La verdad es que nunca he pertenecido a un partido político. Colaboré sí en aquellos años con Blanca Luz Brum que era una poetisa (uruguaya) que estaba en Chile, era de la izquierda y sacaba una revista que se llamaba Sobre la Marcha. También se estaba creando en el mundo el Frente Popular, o sea, algo así como lo que es hoy la "Concertación", una alianza de partidos de toda clase: burgueses, marxistas y hasta liberales para combatir al nazismo. La guerra de España, especialmente. Yo recuerdo que escribí en el Diario El Frente Popular a raíz de que vino un extranjero peruano de nombre Montero -bueno, toda esta gente venía con nombres falsos y yo poco a poco me empecé a dar cuenta de eso; por ejemplo, Montero se llamaba Ravinés que terminó siendo miembro de la CIA, puesto que colaboró con el gobierno militar y con el golpe-. Bueno, allí aparecían ellos como marxistas. Cuando yo me fui lo hice desilusionando y recuerdo que Vicente Huidobro me dijo un día: "Miguel, te invito a ir conmigo a la guerra de España a luchar" y entonces le dije, "para qué voy a ir para allá, voy a estudiar esto primero, voy a leer primero los libros de Marx; El Capital de Marx y otros libros". Y después de estar seis meses encerrado leyendo estas obras, terminé completamente antimarxista, y dije "esto es un absurdo". Entonces no tenía nada que hacer allá y me quedé fuera, ya que me alejé de toda acción política. También conocí en aquellos años el fundo "La Marquesa". Era de Pilo Yáñez (Juan Emar), amigo de Vicente Huidobro donde se reunía mucha gente de izquierda, por ejemplo llegaron durante la guerra de España gente como Osorio y Gallardo, y ahí les daban almuerzos, comidas.

Se juntaba gente, sobre todo escritores. Ahí conocí a Alvaro Yáñez que era un personaje chorísimo. Se levantaba en la noche a escribir. Era noctámbulo. A la hora del almuerzo se sentaba en la cabecera de la mesa, no hablaba una palabra, tomaba un matamoscas y si veía una mosca se levantaba a matarla. Ahí llegaba también Eduardo Anguita. Leopoldo Castedo también llegó allí alguna vez y lo cuenta en sus memorias. Anguita tenía mucho sentido del humor; recuerdo que dormíamos en la misma pieza con él, en la noche hablábamos horas de David Herbert Lawrence: El amante de Lady Chatterley. Eran los libros de moda en esos tiempos. Vicente Huidobro y Eduardo Anguita se sentaban en la mesa, por ejemplo y llegaba el huaso que era el capataz del fundo, lo sentaban a la mesa con su sombrero puesto, Vicente Huidobro le decía a Anguita: "¡Qué lindos claveles rojos hay en ese florero!" y Anguita le decía : "Pero cómo Vicente, si son rosas azules", entonces el huaso les decía: "¡Señores, pero cómo es eso, si esas no son rosas, son petunias blancas!". Entonces Anguita le decía a Huidobro : "Lo que pasa es que usted está mal de la vista; tiene que hacerse un análisis". El huaso se paraba furioso y decía: "Estos señores están locos". Y después del almuerzo Vicente hacía remates de árboles. Era muy divertido todo eso.
FV - Usted el año 38 publica la Antología del Verdadero Cuento en
Chile donde se antologa por primera vez a Juan Emar y además desarrolla en el prólogo algo muy curioso. Me refiero al impacto que tiene a nivel del inconsciente la cordillera de los Andes en los chilenos.

MS - Ya entonces nosotros nos juntábamos a soñar con los gigantes de la montaña que estaban dentro de la montaña, porque éste había sido un país habitado por gigantes. La montaña es sagrada. Entonces la montaña se veía a todas horas. Era una maravilla. La visión de la montaña de Los Andes que se tiene desde Santiago, no se tiene en ninguna otra parte de Chile. Sólo he visto algo parecido en Austria, aún hoy con el smog, con toda esta cosa horrorosa que hay hoy. Al destruir Santiago, está destruido
Chile, porque por algo Pedro de Valdivia eligió esta ciudad como centro misterioso. Esta montaña maravillosa aún hoy, en las tardes. Sé que ahí hay seres que están allí, que salen, que contemplan, que están, que nos miran. Bueno, eso era lo que pensaba nuestro grupo y esa Antología del Verdadero Cuento en Chile se me ocurrió porque nuestra gente escribía cuentos, especialmente Barreto y se me ocurrió hacer una antología e incorporar a Juan Emar porque verdaderamente sus cuentos eran extraordinarios, una cosa única en el mundo. No me perdonó nunca Vicente Huidobro que no le hubiera puesto a él. Esa antología tiene una historia. Yo no tenía un peso para editarla. No me acuerdo cómo salió. Se editó la antología y fue un escándalo público. Alone habló por radio y dijo que era como un equipo de fútbol de 11 escritores.

FV - Hábleme de su experiencia en los Himalayas y de esas supuestas ciudades subterráneas que usted asegura que existen.


MS - Existe la leyenda de que se construyen ciudades dentro de los Himalayas para protegerse de futuras catástrofes. Pero también hay otra interpretación, de que las ciudades subterráneas existían desde antes. La tierra es hueca y tiene distintas entradas, en distintos lugares. En los polos existían entradas. En el Polo Sur y en el Polo Norte y también en algunas montañas y es eso lo que yo buscaba en los Himalayas; las entradas al mundo interior. Ahora, para las entradas a ese mundo interno hay muchas razones, por ejemplo los hielos, los iceberg son de agua dulce, ¿de dónde vienen? Salen del interior de la tierra, es más, curiosamente a medida que uno se va acercando al Polo, la temperatura es más alta y no más baja y hay polen muchas veces en los iceberg. A quien le sucedieron cosas extrañas en relación a eso, fue al Almirante Byrd. Iba por el polo y se encontró en un mundo totalmente diferente. Iba volando y se le aparecían animales prehistóricos y ríos y vegetación tropical. Y entonces comienza a decir cosas y se vuelve y sale, después de haber estado dentro.


Al Almirante Byrd parece que lo asesinaron, porque él estaba diciendo cosas que no quieren revelar. Es cuando inicia esa expedición militar hacia las regiones del polo, en la Antártida, (el mar de Weddell, las tierras Reina Mana), donde los alemanes del
Tercer Reich hicieron expediciones y encontraron oasis de aguas templadas y además pasillos subterráneos de miles de años. Lo que se dice es que desde 1938, comienzan a aprovisionar esa base Antártica y comienzan a llevar gente. La expedición del Almirante Byrd va en 1946-47, después de la guerra, con aviones, y se cree que porta hasta una bomba atómica que deja caer y explosiona en el aire. Esta explosión sería la responsable de la ventana del ozono. En el diario La Unión de Valparaíso, en el año 1948, se escribe una nota que viene de un corresponsal extranjero y dice que el senado norteamericano ha pedido una reunión especial y secreta a la cual está invitado el almirante Byrd para que dé cuenta, por qué ha perdido tanto material y hombres.

Entonces, volviendo a las ciudades secretas, basta que en alguna parte del mundo se piense o se diga algo que se relacione con una ciudad subterránea, con la desaparición de algo, para que los norteamericanos se aparezcan por estos lados. Acaba de perderse un avión chileno y ya llegó un avión norteamericano que también se echó a perder y no funciona. Y ahora, ¿qué andan haciendo los submarinos rusos en el Polo Norte debajo del agua? También andan en cosas extraordinarias. Entonces aquí hay algo que se oculta y eso es un hecho. Lo que se oculta tiene relación con estas cosas, y es más, es ahí donde los norteamericanos dirigen totalmente la política, en este terreno. Cuando estaba en España, llegó la noticia de que un sargento del ejército chileno repentinamente desaparece en el norte y vuelve con barba larga, etc. Y al otro día en Madrid, amigos míos fueron a preguntar a la Embajada de
Chile, al agregado militar y el agregado militar dijo que eso era cierto. "Vengan mañana y les tendremos más datos", les señaló. Al día siguiente volvieron y les dijeron que era todo falso. Ya les habían dado instrucciones. Desinformando, porque ellos mismos saben que la NASA y el Pentágono son los que están dirigiendo toda esta política en distintas partes del mundo. Desinformando porque ellos mismos saben que eso existe. Saben que hay fuerzas que no controlan. Todo eso lleva a que pensemos que hay un mundo que es diferente y todo esto es lo que yo he buscado desde mi juventud; algunas cosas las he encontrado y otras no las encontraré nunca.

FV - Tal vez sea polémico planteárselo, pero en
Chile hay escritores que consideran que usted fue quien mejor supo asimilar los postulados del surrealismo. Entre los que lo afirman, se encuentra el poeta Armando Uribe Arce. Usted ha llegado a decir que Hitler está congelado en la Antártida. También podría ser Confucio quien lo estuviera. Esto puede ser un mundo real como surreal. ¿Qué nos diría al respecto?

MS - Lo que le acabo de contar es prácticamente la respuesta. Desde 1938, los alemanes (los hitleristas) estaban abasteciendo la base de la Antártida que hasta el día de hoy nadie toca. Ni los mismos alemanes de hoy. No se atreven a ir. En aquellos tiempos hay una orden del día del Almirante Duenitz a los submarinos alemanes que aparece publicada en El Mercurio y que dice: "Agradezco a los submarinos alemanes el haber encontrado, en un lugar inexpugnable de la tierra, un paraíso terrenal para el
Führer" (publicado en El Mercurio de Chile, entre 1942-43).

FV - ¿Él estaría ahí congelado?


MS -
Hitler no muere. Esto se lo puedo decir con absoluto conocimiento y seguridad. Hitler no murió en Berlín. En el último viaje que hice a Alemania, amigos alemanes me decían "te vamos a mostrar una lista de gente que durante los últimos años de la guerra, y del comienzo también, se decía que había muerto en un accidente automovilístico". "No", me decían, "los estaban sacando y los estaban llevando. Llevando hacia donde tenían ya su mundo y sus mundos subterráneos". Y es eso lo que están buscando en el Polo Norte. Los submarinos y la tecnología alemanes estaban no sólo cincuenta, sino cien años adelantados. Los submarinos eran una cosa increíble. Hay ciento veinte submarinos que desaparecen sin dejar rastro con toda su tripulación al final de la guerra. Hitler sabía eso cuando inicia el ataque a Rusia (cuando falla la misión de Rudolf Hess en Inglaterra). Hitler decide atacar a Rusia, sabiendo que la guerra ya no la ganará, pero lo hace para mantener intacta la concepción teórica del mundo. Entonces ya sabía eso, mientras tanto estaba preparando la operación de Rusia que se llamó "Barba Roja". ¿Por qué "Barba Roja"? Porque Barba Roja, según la leyenda, resucita en una caverna. Resucita para volver a salvar a su pueblo. La verdadera operación "Barba Roja" era hacia las cavernas. Y es más, ya tenían el disco volante. Ellos habían utilizado la tecnología de la implosión. Cosa que hasta el día de hoy no han podido dominar en el resto del mundo donde está todo basado en la explosión, que es el mal, la cuetería. La implosión es hacia dentro, con lo cual neutralizan totalmente la fuerza de gravedad.
Ahora, todo eso lo tienen muy avanzado, pudiendo fabricar el Disco Volador y hay documentación. Yo hablé con el Dalai Lama (mi última conversación fue esa en
India), me pidió que le mandara documentación y se la mandé. Entonces toda esa documentación yo la había recibido del ejército suizo que a su vez la tenía del ejército alemán actual, en los libros de mis memorias está publicada. Eso se relaciona con el mundo interior y con Hitler. Es decir, Hitler ya no está ni siquiera en la Antártida. Sí, todo esto cabe dentro de la ciencia-ficción, totalmente. Porque si yo le digo a usted que Hitler ya no está viejo sino, al contrario, rejuvenecido. Porque quien viaja a una velocidad superior a la luz se va hacia atrás en el tiempo. Entonces, se mantiene en una edad precisa. A mí los yugoslavos me preguntaban: "¿Usted cree en la resurrección de la carne?". Entonces yo les dije que sí. "Bueno, pero ¿con qué carne resucita, con qué edad resucita un muerto?", me preguntaban los jóvenes poetas yugoslavos. Yo les respondí: "Resucita con la edad precisa. Ni viejo ni nada, en la edad justa". Cuando se está en el máximo de las capacidades, ahí se mantiene. Y la resurrección de la carne corresponde del cristianismo esotérico. Eso es fabuloso.

FV - Por ejemplo,
Ezra Pound sintió afinidad con las ideas que profesaba Mussolini. Pound veía en el nacionalsocialismo, una salida al problema de su país natal, es decir, acabar con la usura. Ya se sabe lo que le pasó a Pound por sostener esas ideas. Nos interesa saber cómo llegó usted a sentirse afín a Hitler, tomando en cuenta también lo de Ezra Pound.

MS - Bueno, primero fue durante la guerra. En la guerra empecé a trabajar con los
nacionalsocialistas chilenos ya renovados, pero mantenía la línea antigua que era la que me interesaba porque había empezado a leer sobre el movimiento alemán. Durante la guerra yo apoyaba al político genial que era Hitler. No sabía lo que existía detrás hasta que en medio de la guerra, cuando yo sacaba una revista que se llamaba La nueva edad, una revista de combate, y allí colaboraba un personaje muy interesante que era encargado cultural de la Embajada de Italia, un día él me dice: "No voy a escribir más. Es absurdo. Esta lucha que estamos librando nosotros los italianos en Europa y los alemanes con las armas, es absurda, no conduce a nada. La verdadera guerra es otra, está detrás, es mental". Entonces yo le dije: "¡Qué lesera me estás diciendo!. Si a mí me ataca una persona le pego un balazo". Para abreviarle la historia, fue él quien me dio el empujón final. Me dijo: "Tú tienes un país increíble llamado Chile, aquí pasan las cosas más extraordinarias y aquí hay personajes increíbles y te voy a llevar un día a ver a alguien que es totalmente partidario de nosotros, pero que lucha con otras armas". Entonces, me llevó él a conocer las raíces ocultas del nacionalsocialismo a teavés de una charla con Goodrick Clarke, que escribió un libro sobre el tema que es muy interesante, donde se refiere la sociedad de Tule, a las runas y a todo lo que fue la verdadera raíz socialista hitlerista. Sí, esto tiene otra dimensión. Hitler era un ser completamente diferente, por eso yo he dicho que es un Avatara.

FV - Usted fue amigo de Hermann Hesse, De Carl Gustav Jung, de
Ezra Pound entre otros personajes notables del siglo XX. Cuéntenos acerca de su experiencia con ellos.

MS - En
Chile conocimos a Hermann Hesse cuando en el mundo, salvo en Alemania, era un total desconocido. Le leímos poco después del final de la Segunda Guerra Mundial, cuando aún no se le había otorgado el Premio Nobel. Con el tiempo, Hesse pasaría a ser utilizado políticamente, por suerte para él después de su muerte, pasando a ser un "boom" literario, promovido a voluntad. Viví la obra mágica de Hermann Hesse al extremo que deseé viajar a Europa para conocerle personalmente. Esta peripecia se halla relatada por mí en El Círculo Hermético y no pretendo repetirla aquí. ¡Tantas cosas! ¡Tantos recuerdos! Con él hablé de todo, hasta de la muerte. Un día le pregunté: "¿Hay algo más allá de la muerte?". Me respondió: "Morir es como irse al Inconsciente Colectivo de Jung, para, de ahí, regresar a la forma, a las formas". Yo debo pensar: ¿Qué nos unió? ¿Acaso una reencarnación pasada? No hay otra forma de explicar este misterio. Nos separaban la edad, las distancias geográficas, la historia; todo y nada.

Con el Profesor Carl Gustav Jung pasó otro tanto, al extremo de que este monumento universal, este gigante, me dio, a mí, un joven escritor, perdido en el mundo, de un país lejano y desconocido, un prólogo para mi libro Las Visitas de la Reina de Saba. Y esta fue la única vez, en toda su larga vida, que este extraordinario genio escribiera un prólogo para una obra puramente literaria, para un poema en prosa, como es mi libro. Y aquí deseo hacerme una reflexión que tiene que ver con nuestra patria, con
Chile. Nadie en este país ha sido capaz de valorar este hecho extraordinario, ni regocijarse, ni enorgullecerse. Yo, un chileno, reconocido por el hombre más importante en el mundo del intelecto y del pensamiento del siglo XX y tal vez de muchos siglos más, soy prologado y admirado por este gran ser. Es la envidia, es la cobardía las que impiden que en Chile, mi propia patria, el mundo del oficialismo, del intelecto y de la literatura pueda aceptar y reconocer estos hechos. En cambio, el más importante biógrafo de C.G.Jung, Gerard Wehr, escribe en su obra que "al final de sus días, el Profesor Jung no recibía a nadie, ni a sus discípulos, ni a muchas personas de su familia, excepto a un joven escritor chileno, a quien prologó uno de sus libros y con quien conversó cosas que a nadie revelara antes".

Respecto a mi profunda amistad con
Ezra Pound, tuvo también que ver con que pensábamos igual. Por suerte a mí no me pusieron en un asilo para locos como a él y como al otro maravilloso escritor noruego y Premio Nobel, Knut Hamsun. Y Ezra Pound es el más grande poeta del siglo XX y lo será del siglo XXI. Me siento feliz en su compañía, y no necesito de nada ni de nadie más.
El único monumento que en el mundo se ha levantado en honor de
Ezra Pound fue impulsado e inaugurado por mí en España, en las cumbres de la ciudad de Medinaceli.

FV - ¿Cómo es su vida actual?


MS - Mi vida oscila entre Santiago y Valparaíso y sigo mirando el Cerro Huelén como mis antepasados, hasta que yo también encuentre las "entradas secretas" al mundo interior, a la "Otra Tierra", de Platón. O hasta que también me lleve un Disco Volador, un Ovni, un Vimana.

domingo, 15 de marzo de 2009

Leni Riefenstahl (Berlín, 22 de agosto de 1902 – Pöcking, Baviera, 8 de septiembre de 2003)



"Cuando un economista hable de "riqueza nacional", entonces se tendrá que ser consciente que esta riqueza - dejando aparte la capacidad creativa de cada pueblo - representará en un 95 por ciento obras artísticas y no llegará a un 5 por ciento el valor de los bienes puramente materiales". ( Adolf Hitler. Nürnberg, 1937 )


"...El cine alemán ha llegado a un punto en que debe realizar su deber para con el estado. Debe tener influencia internacional. Debe convertirse en un líder espiritual del mundo. El cine alemán, en especial, tiene una misión mundial". ( Goebbels a los productores, "New York Times", 6 Mayo 1937 )


Hablar de Leni Riefenstahl es hablar de una mujer para la historia, de una de esas mujeres que rompen moldes, es hablar de una mujer fascinante por su talento, su energía creadora y su voluntad sin límites. El misterio de esta mujer fuera de lo común es su voluntad de hierro, su talento indiscutible y su vitalidad indomable junto a un amor por la belleza que le ha acompañado toda su vida.

Leni es conocida como directora de cine y por su amistad personal con Adolf Hitler, pero sin embargo ella ha realizado muchas más cosas a lo largo de su dilatada y bien aprovechada vida. Su talento como directora y cineasta nadie lo ha puesto en duda y, desde luego, en la Alemania de los años treinta y cuarenta del pasado siglo XX, los buenos directores de cine no faltaron en esa época. No todos los directores eran miembros del Partido, como es el caso de Leni, que no era miembro del NSDAP, pero ello no era óbice para que coincidieran con sus ideas y principios fundamentales y gustasen de realizar películas basadas en temas constructivos, como era el caso también de Leni, una de las directoras de cine más relevantes de aquella época.


Nacida el 22 de agosto de 1902 en una familia de Berlin, desde muy joven tuvo que enfrentarse con la personalidad autoritaria y tiránica de su padre Alfred, que siempre se opuso a la primera vocación de Leni, la danza y la coreografía. La mentalidad del padre consideraba que el ejercicio físico y el intelecto no eran cosas de mujeres. De su padre, Leni heredó un sentido casi militar de la organización, pero además y afortunadamente para ello tuvo una madre tierna, dulce y bondadosa llamada Bertha. Su familia se cerraba con su hermano pequeño Heinz.


En su juventud, Leni se dedicó a la danza y empezó como bailarina y coreógrafa en 1922, a los veinte años, pero en 1924 y 1925 entra en contacto con la industria cinematográfica y tiene la oportunidad de trabajar como actriz por primera vez en su primer papel en una película de montaña, "La montaña sagrada", para lo cual tuvo que aprender a esquiar y escalar como alpinista, siendo la única mujer en su equipo. Entonces, las películas de montaña estaban en boga, de la mano del director Arnold Fanck, con quien hizo muchas películas en aquellos años entre 1924 y 1929, así se aficionó alpinismo escalando incluso descalza.


Al entra en contacto con la cinematografía, Leni cambia su primera vocación por la danza y la coreografía por la del cine. Conoce al director Wilhelm Murnau, director de la película expresionista y muda "Faust", basada en la obra de Goethe y en la que trabajaba elque sería magnífico actor Emil Jannings. Conoce también a la también berlinesa y rival suya por entonces, Marlene Dietrich y al director Josef von Sternberg, quien ofreció a ambas actrices la posibilidad de ir a Hollywood y aquí es donde se separan los caminos de Marlene Dietrich y de Leni Riefenstahl, completamente diferentes. Marlene se fue a Hollywood e incluso adquirió la nacionalidad norteamericana, renunciando a su nacionalidad alemana y llegando a cantar para la soldadesca yankee enemiga de su patria y vestida con el uniforme yankee. Leni, por el contrario decidió quedarse en su patria y optó por el camino más difícil pero más honroso.


Además, y a diferencia de Marlene, Leni no era una cabaretera y de todas las actrices de aquellos años fue la única mujer que pronto se interesó por la técnica cinematográfica pues su única obsesión en 1929 era realizar su propio film.

Así, en 1932 inaugura su propia casa productora y realiza su primera película, "Das blaue licht" ("La luz azul") de la que fue intérprete, guionista y directora así como la actriz protagonista, en el papel de Junta, y siendo premiada esta película en el Festival de Venecia con la medalla de plata de la Bienal de Venecia en 1932. Hitler, entonces un año antes de ganar las elecciones que le llevaron a ser Canciller de Alemania, vio esta película y tanto le gustó la película a Hitler que a partir de entonces comenzó la amistad personal y admiración mutua, pues Hitler admiraba de ella su belleza, su juventud y su talento y Leni admiraba de Hitler su carisma capaz de convencer a sus enemigos políticos.


Por ello, en 1933 y 1934 Hitler le encargó personalmente a Leni la producción de los documentales sobre los Congresos del Partido en Nürnberg a lo que ella puso reparos al principio pues, como queda dicho, no era miembro del Partido ni lo fue nunca, pero finalmente accedió, teniendo libertad absoluta para trabajar en los documentales sin seguir consignas de ningún jerarca del Partido, ya que el encargo personal de Hitler a Leni era que trabajara no sólo para hacer unos documentales históricos sino unas obras de arte en imágenes, y así fue.

Es en los documentales donde más sobresale la industria cinematográfica nacionalsocialista. Estos documentales se caracterizan por su rigor científico e histórico a la vez que, al utilizar todas las técnicas cinematográficas, se consigue una amenidad que mantiene constante el interés del espectador. Pese a que son muchas las difamaciones que se han dicho y escrito sobre Leni, ella jamás realizó documentales bélicos ni racistas ni antisemitas. El primer documental que realizó fue "Der sieg des glaubens" ("La victoria de la fe") de 1933 sobre el 5º Congreso del Partido en Nürnberg, del 1 al 3 de septiembre de 1933. El documental empieza con el amanecer del primer día, la tranquilidad se transforma en bullicio que culmina con la llegada de Hitler. El documental acaba con el Horst Wessel Lied. En este film aparece con un gran protagonismo Ernst Roehm, el jefe de las S.A. que al año siguiente fue cabecilla de la conspiración que puso en peligro la consolidación del régimen hitleriano.


Leni dice en sus Memorias que Hitler se negó a que las imágenes de Roehm fueran censuradas y eliminadas del documental.

El siguiente documental fue "Triumph des willens" ("El triunfo de la voluntad"). Premio Nacional del Cine. El documental fue realizado por Leni por encargo personal del Führer, quien dio título a la cinta. Este documental de 1935 es sobre el 6º Congreso del Partido en Nürnberg, la ciudad medieval donde se celebraban los congresos, del 4 al 10 de septiembre de 1934. En este documental el jefe de la S.A. es Victor Lutze, en sustitución de Ernst Roehm. La cámara sigue el vuelo del avión de Hitler al llegar a la ciudad de Nürnberg, mientras suena el Horst Wessel Lied.


En conjunto este documental es un canto al ideal N-S representado por el Partido. Recibió el "Premio Nacional del Cine" el 1 de mayo de 1935 y el Primer Premio en la categoría de documentales en la Bienal de Venecia. La adaptación musical es de Herbert Windt y juega un papel muy importante pues la cinta carece de comentarios y se nutre en su totalidad de música y discursos. En su realización intervinieron más de 120 personas y según Leni constituye la primera prueba de que una Nación puede vivir acontecimientos trascendentes a través del cine.

Esta película le causó problemas una vez terminada la guerra, de los que se defendió contestando que todo lo que aparece en la cinta es real. El documental es en sí un canto a la paz y el trabajo pues esos son los temas de los discursos, en los que no hay ni una frase racista ni antisemita sino una representación de la nueva ideología popular que consiguió unir al pueblo en una comunidad de ideales, voluntad y trabajo, bajo la nueva mística de la pala reflejada en los voluntarios del Frente del Trabajo Alemán que desfilan con palas, pues en todo el film no se ve ni una sola arma.

En 1935, Leni realizó un reportaje sobre la Wehrmacht, titulado "Tag der freiheit" ("El día de la libertad").

En 1936 realizó un extensísimo reportaje y documental sobre los Juegos Olímpicos y las Olimpiadas de Berlin 1936 titulado "Olympia. Fest der völker. Fest der schönheit" ("Olimpiadas. Fiesta de los pueblos. Fiesta de la belleza"), estrenado en 1938 tras dos años de trabajo en su montaje. Para este documental contó con todo tipo de medios, incluido el Zeppelin "Hindenburg".


Los estudios para el Prólogo de "Olympia" son de Willy Zielke. Comienza con "el discóbolo" que transporta la antorcha olímpica desde la Atenas de la Grecia clásica al Berlin de 1936 en un viaje desde la antigüedad hasta el siglo XX. Las cámaras captan todos los momentos, lo que da idea del ambiente que se respiraba, desde seguir los ejercicios de los atletas hasta captar los momentos de desengaño o de alegría de los espectadores. Para ello, Leni hizo cavar seis fosas en el estadio olímpico de Berlin, donde estaban los cámaras, y lanzar globos con cámaras con objeto de conseguir las mejores imágenes. El documental supone un homenaje al esfuerzo humano y a la juventud, y recibió el "Premio Nacional del Cine Alemán" y la Copa Mussolini en la Bienal de Venecia de 1938.


El documental se estrenó con motivo del 49 cumpleaños de Hitler, quien asistió al estreno en 1938. El total de cinta rodado originalmente equivalía a 500 horas de proyección, lo que da idea de la calidad de lo seleccionado, que tenía una duración total de 4 horas, presentándose en dos partes. Su presupuesto fue de alrededor de un millón y medio de marcos de entonces. Leni trabajó dos años en el montaje del documental y cuando en 1939 se trasladó a Estados Unidos para vender "Olympia", fue únicamente recibida por Walt Disney. Después de la guerra la cinta fue censurada.

En 1938, filmó "Berchtesgaden über Salzburg", por encargo personal del Canciller del Reich. En 1939, la afición de la realizadora por el alpinismo le lleva a practicar la escalada en los Dolomitas, haciendo suya la máxima de que el montañismo es la mejor escuela de vida. Durante la guerra trabajó en "Tiefland" ("Tierra baja"), que sólo pudo ser acabada en 1954 después de su desnacificación. Esta película está basada en la obra de Ángel Guimerá y la ópera de Eugen d´Albert. Tenía que haber sido rodada en los Pirineos pero la guerra lo impidió. Para la versión francesa Jean Cocteau, amigo personal de Leni, escribió los subtítulos en francés. Jean Cocteau, Henry Ford, King Vidor y Walt Disney fueron sus mayores defensores después de la guerra.

El 21 de marzo de 1944 contrae matrimonio con Peter Jacob y por ese motivo fue a visitar a Hitler en Berchtesgaden siendo ésta la última vez que habló con Hitler. Después de la guerra ha ganado más de 50 procesos por difamaciones donde barbaridades como la de acusarla de haber sido la amante de Hitler y Goebbels eran las más suaves. En los años 60 y 70, concretamente entre 1962 y 1977 se especializó en reportajes fotográficos sobre tribus negras del continente africano, los nubas de Kau, al sur de Sudán. Enamorada de la belleza africana de los nubas llegó a aprender su lengua y ha dicho que estos han sido los años más felices de su vida, huyendo de los que no tenían nada mejor que hacer que hacerla la vida imposible.


Con 60 años descubre esta nueva raza de superhombres de cuerpos perfectos llenos de fuerza vital, los nubas, y fotografía sus danzas. A los 70 años pasa de las alturas a las profundidades y descubre el mundo submarino practicando el submarinismo desde entonces hasta hace tres años.


La que lo ha sido todo, bailarina, coreógrafa, actriz, realizadora, cineasta y directora de cine, fotógrafa, reportera, esquiadora, alpinista y montañera se hace submarinista buscando los más bellos fondos marinos para fotografiar sus secretos, sus plantas y peces y siguiendo su constante de búsqueda permanente de la belleza.
Aun en su senectud, Leni desarrolló una gran actividad en pro de su arte, llegando a sufrir un grave accidente que la dejó con problemas dorsales y en la cadera (sobrevivió a la caída de un helicóptero).

Su vida fue plena de vivencias y amor al arte fotográfico, el cual constituye su más preciado legado.

Habiendo escrito sus Memorias, es socia de Greenpeace colaborando en sus campañas y trabaja en una película. Tiene su propia editorial, Ed. Taschen, que en el 2000 editó un libro de fotografías de su vida titulado "Cinco vidas", su biografía en imágenes. Y también tiene su página web: www.leniriefenstahl.de Mucho se ha escrito sobre ella, destacando entre toda la bibliografía el libro "Leni Riefenstahl y el III Reich" de Charles Ford. Paris, 1978.


Riefenstahl falleció a los 101 años en su casa de Poecking, a bordo del «Starnberger See», en Baviera. La cineasta, que padecía cáncer y problemas dorsales, falleció mientras dormía, tras un progresivo deterioro de su salud.
Filmografía
Tragödie im Hause Habsburg (1924)

Heilige Berg, Der (1926)

Wege zu Kraft und Schönheit — Ein Film über moderne Körperkultur (1926)

Große Sprung, Der (1927)

Schicksal derer von Habsburg, Das (1928)

Weiße Hölle vom Piz Palü, Die (1929)

Stürme über dem Mont Blanc (1930)

Weiße Rausch — Neue Wunder des Schneeschuhs, Der (1931)

Blaue Licht, Das (La luz azul,1932)

S.O.S. Eisberg (1933)

Der Sieg des Glaubens (Victoria de Fe, 1933)

Triumph des Willens (El triunfo de la voluntad, 1934)

Unsere Wehrmacht (Día de Libertad: Nuestras Fuerzas Armadas, 1935)

Olympia (Parte I Festival de las Naciones y Parte II Festival de la belleza, 1938)

Tiefland (1954)

Impressionen unter Wasser (Impresiones bajo el agua, 2002)

Obra fotográfica
The Last of the Nuba. Harper, Nueva York, (1974).

The People of Kau. Harper, Nueva York, (1976).

sábado, 7 de marzo de 2009

La Esencia de la Mujer Blanca y su Herencia Ancestral


Según la mitología nórdica, en las Eddas, la primera referencia a la mujer y su creación aparece en la Edda de Snorri en el Gylfagining en el capítulo IX titulado" Los primeros hombres", y en la estrofa 17 de la Edda poética , la Voluspá o Profecía de la Vidente. Allí, tanto en un lugar como en otro, sólo cambia el estilo en prosa o en verso skaldico, se narra como los hijos de Borr, el hijo de Bruni que surgió de la piedra que chupaba la vaca Adumla para alimentarse, encontraron dos árboles mientras bordeaban la costa; cogieron los árboles y crearon hombres con ellos. Odín les dio espíritu y vida; Vili sabiduría y movimiento y Vé, forma, habla, oído y vista. Les dieron vestidos y nombre. El hombre se llamó Ask y la mujer Embla y de ellos se engendró la estirpe de los hombres a quienes se les dio Midgard como alojamiento, y vivieron junto a los dioses, pues junto a ellos establecieron Asgard.

Como se ve, en la creación de ambos seres, Ask y Embla, no hay distingos. Son creados a la vez, ambos son tallados de arboles, el hombre no es primero sin mujer, su esencia y estado natural es junto a ella. La mujer en nuestra tradición Europea, no surge de la necesidad de dar compañía al solitario hombre rey del paraíso. No surge de la costilla de Adán mientras él duerme, como una posesión más del hombre ni como su pertenencia dependiente. Surge simultánea y distinta, ambos habitan Midgard, ambos lo pueblan.

Ahí es donde surge la primera distinción entre la mujer europea y la judeocristiana, en su creación ocultada posteriormente por la cristianización de Europa, una persona que junto a otra y con igual origen y valía crean un pueblo, una raza. Distintos en sus atributos los cuales, precisamente, confieren así la posibilidad de creación y repoblación, de sucesión y supervivencia.
Partiendo de esta base, la espiritualidad de la mujer blanca viene dada por esta idiosincrasia marcada en la memoria histórica de cada cual, y en la colectiva de todo un pueblo, el pueblo blanco.
La mujer Blanca siempre se ha revelado contra esa imagen de la mujer sojuzgada por el poder del hombre de la tradición judeocristiana, porque no es su corriente natural de existir. La mujer blanca es luchadora, lucha por la supervivencia de su prole sabedora de la fuerza de un pueblo, y la fuerza de un pueblo estriba en su continuidad y la continuidad depende de la procreación y del cuidado de sus hijos y su desarrollo en los valores transmitidos por sus padres desde la infancia.

Hablamos pues de igualdad como personas, como origen y como seres humanos que luchan codo a codo por su pueblo y su cultura, pero no hablamos de igualdad ni biológica ni psíquica, precisamente por la condición física natural distinta de cada uno de ellos que les confiere hormonalmente las diferencias que afectan a su bioquímica cerebral, sin que esto quiera decir que uno sea inferior que otro , simplemente distintos. Estas diferencias son las que confieren el carácter de lo femenino y lo masculino .

Si seguimos con la tradición vikinga, germánica, celta o greco-romana nos encontraremos con innumerables ejemplos desde los relatos de la creación a las Sagas de los héroes, en los que las figuras femeninas tienen una importancia no solo sobrenatural o divina, sino histórica. Sobre todas ellas vamos a tratar por tal de recuperar la esencia de lo femenino en esta sociedad degeneradora de los valores femeninos ancestrales, en favor de un mal entendido feminismo en el que lo que prima es la igualdad sexual, y que intenta imitar al hombre, algo alcanzable solamente siguiendo una corriente anti natura, castradora y aniquiladora de la raza a la que pertenecemos.

Estos valores, están en todos los miembros de nuestra colectividad, y desde luego, estas palabras no van sólo dirigidas a la mujer, si no los hombres que nos acompañan. Tanto los hombres como las mujeres estamos impregnados de estas ideas que el sistema actual nos va grabando a fuego en nuestros cerebros desde niños, por eso pedimos Respeto, valor y virtud de todo ser humano y propio de nuestra raza. Jamás un hombre deberá despreciar la condición de mujer de la cual ha nacido y es. Jamás un hombre blanco y Nacional Socialista deberá hacer sentir inferior a una mujer cuya misión natural y biológica en la vida será la de hacer perdurar su raza y los valores de su pueblo junto al hombre. Ambos se necesitan, ambos se apoyan, ambos se unen , se aman y se respetan en toda la dimensión humana. Y jamás una mujer deberá comportarse de manera que sus valores de mujer Blanca queden ultrajados por una mal entendida feminidad.
Se puede asegurar que entre la mujer y el hombre celta y todos los pueblos europeos, existió un respeto a los derechos, y en muchos casos la igualdad entre ambos era casi perfecta, factor este que tuvo que esperar más de dos mil años para que volviera a resurgir en el resto de Europa, excluyendo a los cátaros de Occitania en la Edad Media, que fueron también justos e igualitarios con las mujeres.

1. La esencia Femenina
Los arquetipos con los que se atribuyen a lo femenino o a la feminidad, generalmente, son los de creación, fertilidad y abundancia. Junto a estos aparecen también los de creadora y artista pero curiosamente en toda la mitología del pueblo europeo, se le atribuye la identidad femenina a las diosas de la guerra, la caza y la sabiduría, principalmente en la mitología griega y romana, asi como también la imagen de la soberanía.

Los cuatro primeros arquetipos citados podrían resumirse así en una palabra: Maternidad.

Según la perspectiva Jungiana, la diosa madre es un concepto innato de la mente humana, anterior incluso al nacimiento, porque la experiencia humana primaria y universal es la de la gestación. Esta idea prenatal, se refuerza después del nacimiento, a medida que la madre nutre a su hijo con alimento, afecto y calor, al tiempo que el bebé depende exclusivamente de ella como fuente de alimento, consuelo y seguridad. En esta fase el niño considera "numinosa" (envuelta en una sensación de divinidad) a su madre. Su acto más nímio alcanza una importancia abrumadora y el bebé no tarda en dividirla en la "buena madre" la que protege y alimenta, y la "mala madre" la que amenaza y castiga. La dualidad de la diosa, la creación y la destrucción, la seguridad y el peligro. La madre es la que transmite los primeros valores al niño, el bien y el mal, ella misma le instruye. Es el todo, su referencia para el mundo en el que crecerá y poco a poco le va mostrando el camino por el que deberá avanzar, clasificando las virtudes de los hombres de su colectividad.

Los tantras, textos hindúes del siglo VII, difundieron la idea del Sakti, la energía femenina pura, el poder primordial sin el cual los dioses no podían existir, principalmente Siva. Un tantra sostiene que "las mujeres son la divinidad; el aliento vital". Sakti es el receptáculo del cosmos. Sakti es representado por la diosa Kali. Ella, gracias a su fuerza prodigiosa, es la energía esencial y universal que activa y protege las divinidades masculinas, es la Gran Sabiduría. Las mujeres apelan a Sakti como la enérgica y positiva fuerza femenina digna de imitar y poseer. A pesar de que muchas imágenes la presentan como una deidad de carácter y aspecto sanguinarios, las actividades de Kali nunca son gratuitamente destructivas.

Adopta su aspecto más temible con el propósito de exterminar las fuerzas destructivas antes de que pongan en peligro el Orden Cósmico y.... ¿no es esto lo que esta ocurriendo actualmente en nuestro mundo? ¿No debería pues la mujer Occidental blanca actual sacar su más fiera esencia femenina en tal de no dejar que la mujer como tal, como Madre, desapareciera en pro de un status más cómodo, más burgués? ¿No es ahora cuando el Orden Cósmico se está trastornando debido a que los úteros de las mujeres blancas están inactivos?. En consecuencia, Sakti, en tanto símbolo de las capacidades de las mujeres, es el modelo perfecto del equilibrio femenino; poderosa, activa y positiva en lugar de inultimente agresiva. Devuelve a las mujeres las tres virtudes que históricamente la mayoría de las culturas semíticas o judeocristianas les han negado: la fuerza moral y física; el intelecto y el conocimiento y la autonomía sexual, entendiendo esta última no como la libertad sexual de la que tanto se habla sin de la capacidad de elección y decisión, no como mero objeto de placer del hombre, sino como compañera que junto a él y con amor decidan compartir la crianza y educación de los hijos, y el goce y placer compartido con amor de concebirlos. En una palabra la Soberanía, más que autonomía.

Para ilustrar esto nada mejor que una leyenda artúrica en la que la afirmación de la mujer y su esencia femenina son el tema principal. La leyenda de Gawain y Ragnell . Sir Gawain era uno de los caballeros más apuestos y populares de su época y accedió a casarse con Ragnell a cambio de la respuesta a un acertijo: ¿Qué es lo que más desea la mujer? La respuesta era: La Soberanía.

Esta respuesta se ha tergiversado y corrompido, interpretándose como que la mujer siempre se sale con la suya de una manera extremadamente frívola, cuando la verdadera importancia del acertijo estriba en la autorrealización femenina del derecho a elegir. La noche de bodas, por pura compasión, besó a la horrible Ragnell, convirtiéndose ésta en el acto en una hermosa mujer, librándose así de una maldición. Pero la maldición sólo desapareció parcialmente ya que el caballero no actuó impulsado por el deseo. Ragnell podría permanecer bella sólo de día o de noche, y ésta le ofreció a Gawain la elección, ser bella de dia ante la corte cuando se presentaran juntos o ser bella de noche para la intimidad de ambos cuando estaban solos. El caballero respondió que no podía tomar esa decisión y que la elección correspondía a ella, por lo que de esta forma le concedió la Soberanía sobre sí misma, que era el significado profundo del acertijo. Así Gawain superó la prueba de la madurez y caballerosidad y Ragnell le recompensó permaneciendo eternamente hermosa.

2. Como Madre

La pareja divina existe en la mitología y en las religiones con el fin de conjugar los principios masculino y femenino decisivos para la fertilidad y mantener el equilibrio de la tierra y las especies. Por tanto, el matrimonio, es fundamental para el bienestar del planeta y su orden natural, convirtiéndose en el modelo de la pareja humana en las sociedades de todo el mundo. El carácter sagrado del matrimonio hunde sus raíces en la emulación de los dioses. La relación entre matrimonio y fertilidad sobrevivió a las culturas ancestrales. La pareja pues, representa la totalidad, la dualidad femenino-masculino perfeccionada, siguiendo pues un modelo divino. El hombre se une a la mujer para recrear lo que diversas mitologías consideran la forma original: el perfecto andrógino, o el elella del que habla Miguel Serrano.

Antes que madre, la madre es mujer y su función creadora va íntimamente ligada a su actividad sexual, sin ella no hay procreación. Lejos de convertirse en una actividad mecánica, donde el hombre es el único que disfruta y la mujer se siente un objeto usado cuyo único fin es la concepción, nuestra tradición ancestral gozaba de técnicas de placer sexual refinadas, alcanzando niveles tan complejos de búsqueda interior que sentaron bases de pensamientos religiosos o filosóficos que hoy en día se intentan recuperar.

La cópula es un acto mucho más transcendente que la mera gratificación carnal o la necesidad de perpetuar la raza. Como ejemplo podríamos citar el tantrismo, que concibe el universo como un conjunto de vibraciones de energía que emanan del juego amoroso entre el dios Siva y el principio femenino Sakti. Aquí, el encuentro sexual desbloquea el flujo de energías de uno y otro que se intercambian como regalo de amor de uno a otro ser, imprescindible para la función creadora, y donde la mujer se eleva a semejanza de la diosa. Concebir así a un hijo puede ser la muestra más hermosa de la unión mística y divina de una pareja, jamás resultaría una maldición sino el fruto del amor que perpetuará la raza a la que uno ama.

El amor y el matrimonio son la fuente de la vida cultural y popular de un pueblo. El amor entre la pareja no engendra solo la vida si no el auténtico conocimiento y como diría J. Mayerhofer: "si todo procede del amor, el destino de un pueblo depende también de la ética amorosa que impera en su estado".

La naturaleza del hombre/mujer blanca + hombre blanco/ les implica también su forma de amar. Cada uno expresa su verdadero carácter en el amor, y el hombre blanco lo fundamenta en el Honor y en el Respeto. El amor no es un pecado secreto, sino una relación personal hecha honor recíproco. No son las mujeres las culpables cuando sus encantos y gracias son envilecidos. El acontecimiento procreador deseado es fruto de un acto amoroso feliz.

En los mitos más antiguos que perduran, la importancia de la función procreadora esta relacionada con la llegada del hijo que garantiza el retorno de las cosechas estacionales, una vez más ligado al orden natural de la tierra.

El influjo del arquetipo de la madre queda manifiesto en la abundancia y variedad de representaciones que existen de la misma. Esta categoría incluye a las diosas de la naturaleza: progenitoras de dioses, seres humanos y vegetación. Otras figuras más personalizadas se asemejan a las matres domesticas de la época celtorromana: madres de un pueblo, región o país.
Otras deidades cuya mitología recalca la relación con un único hijo como Isis o María son las más ampliamente representadas. Se las retrata amamantando a sus vástagos y la capacidad de sus senos para alimentar, consolar y proteger es uno de los atributos más importantes y representativos de la madre. Este poder de sustento es muy significativo, la leche materna no es solo una poderosa fuente de creación sino de sustento.. La leche también es el medio de transmisión de la divinidad o de poderes sagrados. Sabido es que tras el parto, después de la separación entre la madre y el hijo, el momento de amamantar es el de la unión perfecta entre madre e hijo, ambos unidos se miran, se sonríen y de una forma u otra ambos se nutren, se comunican.

Curiosamente en el sistema Rúnico Vikingo, la runa Berkano, similar a la grafía B, representa a la madre, representada a su vez por sus pechos.

3. La Mujer Guerrera

"Un ejército entero de extranjeros sería incapaz de detener a un puñado de galos si estos pidiesen ayuda a sus mujeres. Las he visto surgir de sus cabañas convertidas en unas furias: hinchado el cuello blanco, rechinando los dientes y esgrimiendo una estaca sobre sus cabezas, prontas a golpear salvajemente, sin olvidarse de las patadas y mordiscos, en unas acciones tan fulminantes que se diría que todo en ellas se ha convertido en una especie de catapulta. Unas lobas en celo no lucharían tan rabiosamente para proteger a su camada como ellas..."

Así describe el comentarista romano Ammanianus Marcellinus a las mujeres celtas en uno de sus textos. Esta fiereza obedecía al hecho de que las mujeres celtas empezaban a trabajar desde que se sostenían sobre sus pies, amaban a los suyos con más pasión que a su propia persona y conocían el manejo de las armas desde la niñez, debido a las muchas luchas en las que los hombres participaban ellas estaban solas en el poblado donde debían defenderse de posibles emboscadas, salteadores o animales salvajes como lobos, osos o serpientes.

Pasando al plano mitológico diremos que las diosas manifiestan su aspecto más feroz cuando protege los misterios femeninos convirtiéndola en una enemiga invencible, siendo así a menudo patrona de guerreros y soldados. Se la representa como feroz luchadora y defensora del universo. La cazadora que protege la naturaleza acompañada siempre de un animal salvaje como un lobo, un oso, un león o un perro.

Desde esta perspectiva diremos que la diosa maternal, dadivosa, la representante de las fuerzas del bien, también posee una faceta terrible que desencadena contra los transgresores morales y malvados. La diosa Kali es representada de forma erguida, con la boca ensangrentada y con sus múltiples brazos cargados de armas y trofeos: cráneos humanos, cabezas cortadas y manos amputadas. El mito hindú del cataclismo comienza cuando las deidaes piden ayuda a la diosa suplicándole su lucha contra las fuerzas del mal que amenazan al mundo. Montada sobre un león vence a un demonio tras otro, asesinando al último mientras bebe su sangre, ya que sus gotas generan más demonios.
La historia es paralela a la de la diosa Sejmet hija de Ra, del antiguo Egipto. Ambas ponen en juego sus fuerzas protectoras para defender a los dioses de enemigos poderosos y malignos, haciéndose invencibles. Este frenesí destructor aflora transitoriamente para luchar con los enemigos de la justicia y el orden natural, y es precisamente la energía positiva masculina la que restablece el equilibrio, encaminando el dios a la diosa hacia la pasividad, hasta que su ira se ha consumido mostrando así de nuevo su aspecto más tierno y afable. La sangre que derrama la diosa no es solo un efecto de destrucción, si no que es la materia prima de la vida y la muerte, que la alquimia divina convierte en un nuevo ser.
Al liberar al mundo del mal, prepara el espacio para la nueva generación de la raza que aparece después de todo cataclismo y puebla de nuevo el mundo. Curiosamente en la obra de Cristyan de Troyes conocida como el Romance de Percival o el Cuento del Grial, podemos observar como una bella doncella portando el Santo Grial se aparece a un guerrero galo y le confiesa que en esa copa se recogió la sangre de Cristo y que ella la porta al anciano rey que se encuentra en su castillo. De nuevo una mujer pretende devolver el orden natural al mundo envuelto en el caos a través de la sangre.

La mitología eslava personifica a Zaria, la diosa del alba, como la gran guerrera que nace armada para dispersar las fuerzas de la noche. Se las relaciona a estas diosas de la guerra con las estrellas y el sol, por eso siempre se las representa con brillantes armaduras y joyas de oro y plata. No son diosas hombrunas, si no más bien al contrario, diosas bellas y engalanadas como las mismas mujeres celtas a quienes gustaba adornarse y cuidar su físico, lavándose dos veces al día, trenzando y peinando sus largos cabellos, cosiendo adornos en sus vestidos y bordando sus mantos en oro y plata. Se pintaban las uñas de manos y pies, coloreaban sus mejillas con una hierba llamada "ruan" y pintaban sus ojos con el jugo de las bayas.
El Avesta, texto del zoroastrismo, describe a la diosa Anahita como una deidad extraordinariamente alta y fuerte, de aspecto imponente y generosamente enjoyada. Comparaban sus cejas con espadas y arcos, su mirada con lanzas y sus pestañas con dagas. Feroz y amenazadora; tierna y seductora; Inasequible y misteriosa, y extremadamente coqueta. El encuentro con ella se convirtió en el único fin de la existencia de los místicos, que vivían a la espera del instante de unión, simbolizada por la muerte, momento en que se fundían con ella, aprendiendo que la aniquilación conduce a la dicha, al secreto mejor guardado de la amada. Esta concepción enlaza con el mito de las valquirias de la mitología nórdica, las diosas que sirven en el Valhalla llevando la bebida y preparando las mesas de los banquetes, a quienes envía Odín a las batallas y eligen a los hombres destinados a morir y deciden la victoria. Gudr, Rota, Norn y Skuld, Skögul, Gunn, Hild, Göndul y GeirsKögul, todas ellas con nombres que remiten a las palabras combate y destino y todas ellas también cabalgan para elegir a los muertos y gobernar las batallas. Eran mujeres hermosas y deseables, e increíblemente sádicas con los hombres, salvo con los Einheriar, como se les llamaba a los guerreros muertos en combate llevados al Valhalla para que allí pudiesen disfrutar de una gloriosa vida nueva.
Cada mañana los héroes se vestían con su armadura y combatían en la llanura, por la tarde, libres de las heridas que pudiesen haber sufrido, se reunían a festejar comiendo jabalí asado en hidromiel. Tanto deseaban esta vida los guerreros vikingos que quienes no habían podido morir activamente durante sus años bélicos, ponían fin a su existencia dejándose caer sobre la punta de su espada para así reunirse con los Einheriar. Las Valquirias, montadas en sus corceles, a veces sobre lobos, cabalgaban junto a Tyr, sobrevolando los campos de batalla y dejándose caer en picado para recoger del suelo a los guerreros muertos. A veces adoptaban formas monstruosas y dejaban caer sobre la tierra una lluvia de sangre, o atravesaban los cielos remando en un barco que flotaba sobre un río de sangre. En una descripción se nos presentan sentadas en un campo de batalla tejiendo un tapiz hecho de intestinos humanos, usando una flecha a modo de lanzadera y cabezas humanas en lugar de contrapesos. Las más famosas valquirias son Brunhild, Alvit, Gudrun, Olrun y Svanhit.
No son protectoras con respecto a la vida, sino que la misma concepción del Honor del guerrero ario, clama como tal honor la muerte en el combate, siendo recompensada asi con la unión con su valquiria quien lo lleva a disfrutar de los banquetes de los dioses en el Valhalla, donde ella misma le servirá. Ellas eran las viajeras de los tres mundos, las diosas que transportaban y guiaban las almas de los guerreros merecedores de tal honor.
El mito de Anahita tiene su paralelismo greco-romano con Atenea, otra diosa alta, imponente interesada en las hazañas de los héroes, acompañada siempre de una lechuza. Nacida de la cabeza de Zeus, portaba la lanza y un escudo decorado con la cabeza de la górgona y rodeado del miedo, la discordia, la fuerza y la persecución.

En la mitología celta Irlandesa nos encontramos con Morrigan y su cuervo, su risa aguda y estentórea helaba los corazones de sus enemigos, no así el de los guerreros puros. La diosa de la tierra, simbolizó la territorialidad y la protección del interés general de su pueblo.

Estos símbolos nos dan una idea de cual es la esencia feroz de la mujer aria, su agresividad, su ferocidad, nunca es gratuita e inútil. Saca sus uñas y su más terrible rostro en tanto que su pueblo, su prole, su raza, se ve amenazada, en una palabra: el orden Natural de quien es guardiana. ¿Y no es esto lo que hoy en día ocurre? La agresividad de la mujer se ve manifiesta en el mundo laboral, en su eficacia productiva, se ha tornado luchadora en tanto que se beneficia materialistamente de bienes efímeros importándole bien poco, los bienes eternos, la tierra, la sucesión, la herencia y la tradición. Contra esto es contra lo que la mujer aria ha de luchar con su máxima ferocidad, contra la pérdida de los valores del honor y el respeto; contra la inactividad de los úteros en pro del placer por el placer, causadas por el engaño sionista a las mentes femeninas para destruir la raza aria, Europa.

Si hemos hablado de las diosas, comenzamos hablando de las propias mujeres galas, pero merecen mención a parte las amazonas o las "sin pecho", el nombre procede precisamente de la práctica de extirpar un seno a las niñas pequeñas para que al crecer arrojasen mejor las flechas o las lanzas. Estas no tuvieron carácter divino. Lucharon con los héroes griegos en términos de igualdad. Fueron devotas adoradoras de la diosa Artemisa y se afirma que no solo construyeron su templo en Éfeso si no la ciudad entera. Vivieron en el Norte de África, Anatolia y las orillas del Mar Negro. Utilizaron sexualmente a los hombres para la procreación y posteriormente los mataban, deshaciendose también de la progenie masculina nada más nacer. Entre las hazañas que se narran destaca la de la Reina Pentesilea durante el asedio de Troya, quien condujo a sus guerreras en ayuda del rey Príamo, pero fue abatida y Aquiles violó su cadaver en un intento de conquistar su colérica alma. También se narra que la reina Hipólita fue asesinada por Heracles cuando este intentó robar su cinturón mágico.

Otro caso histórico que demuestra la fiereza de nuestras mujeres se describe en la narración del asedio de la Isla de Mona, allá por el año 50 de la era cristiana, donde vivía un núcleo de druidas y druidesas celtas. Allí los romanos debieron de enfrentarse a unas mujeres enlutadas que les combatieron con antorchas y gritos junto con conjuros malignos, consiguiendo así hundir algunos barcos, según el mito; pero el sol rompió las débiles nubes y su resplandor provocó la huida de estas mujeres de quienes nunca más se oyó hablar.

No ocurrió así con la reina gala Boadicea, quien enterada de la matanza ocurrida en Mona por los romanos, calificada de sacrilegio, ya que era uno de sus lugares sagrados, se puso a la cabeza de esta nueva rebelión con el único deseo de cobrarse venganza. Sus acciones bélicas han sido consideradas como las más sangrientas realizadas por los celtas en Britania. Varias ciudades romanas fueron arrasadas y sus habitantes degollados o sacrificados ante la diosa Andrasta, a la que se dedicaban las victorias. En su ultima batalla contra dos legiones romanas en terreno pedregoso, los carros celtas no pudieron maniobrar, por lo que solo pudieron avanzar con gran heroísmo los jinetes y los arqueros en un inútil esfuerzo, a pesar de no dejar de ennoblecer la memoria de su pueblo. Ante la evidencia de la derrota, Boadicea se envenenó. Este ha sido el comportamiento de los jefes de nuestro pueblo ario: el fracaso ante el pueblo se paga con la propia vida.

4. La Búsqueda del guerrero

Se dice que detrás de todo gran hombre hay una gran mujer, y no es este dicho algo falto de razón, ya que la mujer acompaña al hombre desde el seno materno, a lo largo de su educación y más tarde como esposa y compañera. Siguiendo con nuestros ejemplos míticos podemos decir que la mujer tiene muchas implicaciones en la búsqueda de los héroes. Puede estar presente al principio, en tanto iniciadora del recorrido, o aparecer en fases posteriores y ayudar, guiar u obstaculizar el camino del héroe a fin de someterlo a prueba. A veces la diosa en si misma es el último obstáculo, como en el caso de la górgona Medusa, a la que Perseo tuvo que matar para considerar que había concluido su búsqueda. Pero no hubiese podido acabar con ella sin la ayuda de otra diosa, Atenea, que le proporcionó el escudo bruñido.

La búsqueda emprendida por el hombre suele interpretarse como un viaje psicológico de descubrimiento imprescindible para el pleno desarrollo. La primera fase consiste en la llamada, momento en que el hombre decide iniciar el viaje. Es comparable a la primera separación de la matriz femenina. El propósito del viaje, puede ser la necesidad del hombre de buscar su otra parte femenina con quien se unirá, integrándola en sí reconciliando así las impresiones positivas y negativas que tiene de la madre.
En las narraciones heroicas o caballerescas, el éxito en esta tarea se representa mediante un premio, generalmente una joven deseable. Antes de conseguirlo debe afrontar y vencer a un dragón o cualquier otro tipo de monstruo: un gigante, una bruja, un hombre o mujer poderoso y malvado.... Una o más mujeres en las que la diosa se encarna le ayudan o le crean obstáculos en estos encuentros. En estos casos, la mujer, representa a la buena o terrible madre en dichas situaciones, y parte del desafío del héroe consiste en afrontar adecuadamente cada una de sus manifestaciones para alcanzar el equilibrio interior. Así pues, matar o ser más listo que la bruja y por otro lado recabar su ayuda se convierten en acciones decisivas para conseguir su objetivo.
Otro nivel de la búsqueda es la metáfora de la entrada en la virilidad o en la vida espiritual. En diversas etapas de esta iniciación surgen varias mujeres aparentemente distintas, como motivación de la búsqueda, como la que somete y pone a prueba al héroe a la vez que le ayuda y finalmente como adversaria y premio supremos.

Cuenta la leyenda que la diosa Ëride fue excluida de un festín celestial y arrojó una manzana de oro a los asistentes. Como iba dirigida a "la más hermosa", Hera, Afrodita y Atenea la reclamaron para sí. Zeus se negó a elegir y obligó al apuesto Paris a hacerlo. Cada una de las diosas le ofreció un soborno para que la escogiera. Hera le prometió el poder; Atenea, la sabiduría y la victoria en la guerra y Afrodita, el amor de Helena. Las opciones sólo eran una ilusión ya que cumplía el destino planteado por Zeus para despoblar Grecia durante la guerra. Zeus había engendrado a Helena con este fin. Como era de esperar, Paris escogió a Afrodita, pero al preferir un elemento del principio femenino divino sobre los demás desencadenó las oposiciones inherentes a los diversos aspectos de la naturaleza. Al optar por el amor y la belleza no sólo rechazó la maternidad, sino la castidad y la protección. Durante la guerra de Troya Hera y Atenea ayudaron a los griegos.

En las leyendas la diosa también aparece bajo la forma de mujer guerrera , como la druida Scathach, mentora del héroe celta irlandés Cuchulainn, o al misma Morgan le Fay, quien sometió a prueba al rey Arturo y a los caballeros de la Tabla Redonda.

El relato galés de Culhwch y Olwen es un complejo ejemplo de la aparición de la mujer bajo formas múltiples a lo largo de la narración de la búsqueda. Nacido entre los cerdos, el héroe Culhwch ve moro a su madre poco después del parto, cumpliendo así una única función engendradora y siendo reemplazada por otra reina que origina la búsqueda afirmando que solo se casará con Olwen, hija del malvado gigante Ysbaddaden. Convirtiendose Olwen en el objetivo de la vida de Culhwch. El héroe emprende 32 misiones en una de las cuales consigue el caldero Annwn que representa el útero materno. La última misión de Culhwch consiste en matar a una bruja, momento en que esta en condiciones de reunirse con Olwen, su ánima o yo femenino.

Siempre con ayuda de la mujer y sus consejos, al final de la búsqueda el héroe o iniciado conquista un fin material, psicológico o espiritual, no excluyentes, ya que el hombre ario tiene derecho a gozar de lo carnal y material.

En las leyendas de la tradición artúrica, veremos aparecer a la mujer o la diosa bajo mil apariencias distintas. Su función es la de guiar e iniciar pruebas y verificaciones, haciendo así que la Hermandad de la Tabla Redonda pase de ser una simple orden de caballería a convertirse en un grupo de caballeros iniciados. Es la mujer quien se encuentra detrás de gran parte de la acción y las aventuras de estas historias; ya sea como Morgana (Morgan le fay) o como Ragnell. Estas figuras forman parte esencial de la dimensión oculta de la tradición. Son las iniciadoras que provocan los acontecimientos, dejando al neófito transformado de forma definitiva. Son la energía polarizada que impulsa la extensa epopeya de Arturo desde sus dramáticos comienzos hasta la culminación final. Sin ellas las historias no serían más que un desfilar de imágenes sin sentido; con ellas se convierten en un desfile de maravillas que abre puertas cada vez más numerosas y profundas a los horizontes de otro mundo.

5. La Mujer Sabia

Al parecer en la sociedad celta, ciertas hechiceras o druidesas, conocedoras además del buen manejo de las armas, eran las que enseñaban a los jóvenes. Según textos de la tradición, fueron dos hechiceras las que adoctrinaron a Cuchulaín. Sus nombres son significativos Scatach (la Temible) y Uatach (la Terrible). Estás hechiceras no solo enseñan las artes del combate físico, sino de la acción mágica, incluso les ofrecen "la amistad de sus muslos" lo que se entiende como una cumplida educación sexual. Semejantes elementos femeninos fueron convertidos en brujas malditas cuando se produjo la cristianización. A pesar de todo, gracias a las técnicas que las hechiceras prodigaron a Cuchulaín, éste se convirtió en un héroe casi invencible.

Como podemos comprobar, estás mujeres eran respetadas y según crónicas romanas se les emparentaba con la casta de los emperadores, la clase social más alta. Se sabe que existían colegios druídicos para mujeres y que su formación era integral.
La mujer Aria, Blanca y descendiente de la tradición Europea es una mujer hábil, formada en las artes, en la pedagogía, conocedora de su historia que transmite a su hijo, conocedora de la lengua que enseña a su prole, a través de la palabra de la madre se transmite la tradición de un pueblo, con cuentos y leyendas. La mujer Aria de nuestra tradición conoce las primeras necesidades para la cura de pequeñas enfermedades, conoce las plantas medicinales y los remedios inmediatos para aliviar los males de su familia. La mujer Aria no es una tonta que no sabe desenvolverse en la sociedad, es una mujer formada, con una amplia cultura, y con siempre deseo de superarse y aprender por medio de la lectura y la actividad intelectual y artística.
La mujer Aria sabe administrar los bienes de su casa. Y sabe llevar una casa adelante en todos sus órdenes, limpieza, alimentación, educación, orden, y administración. Y no es tarea fácil llevar una casa, y no solo hoy en día la mujer trabaja fuera del hogar, siempre lo ha hecho, desde la antigüedad como decíamos al principio, las mujeres se formaban por otras mujeres que ejercían de maestras, de curanderas, de instructoras, trabajaban en el campo y atendían las necesidades del hogar. No es ninguna hazaña especial que ahora nosotras trabajemos fuera de casa.

Conocedora de la nutrición, alimenta a su familia sabiendo y conociendo cuales son sus necesidades en el crecimiento y de acuerdo a su gasto de energía.

La mujer Aria, es sabia, inteligente y responsable y siempre en afán de superación en favor de su más cercana comunidad, su familia, primera célula de la Raza Blanca.

Conoce las normas de educación y convivencia para no educar a sus hijos como salvajes, y conoce las leyes y la vida natural que transmite a su prole como orden, ejemplo e ideal de vida a seguir.

La mujer Blanca no se deja manipular ni influenciar por modas si no que su sabiduría le permite discernir lo que es bueno para ella, para su familia y para su Raza, esa es la verdadera sabiduría de una mujer Blanca formada en su tradición y conocedora de su historia. Gracias a la sabiduría de la mujer nuestra Raza crece y se expande, con su trabajo y su biología, como dadora de vida y educadora de grandes hombres y mujeres ejemplos de hombres Blancos.