miércoles, 14 de agosto de 2013

Ama tu herencia genética


Definimos como racismo reconocer, defender y amar nuestra Raza, para con ello engrandecerla y perpetuarla de manera saludable y digna en su aspecto Psíco-bio-espiritual.Esto en ningún momento conlleva pasar a llevar la historia, cultura y tradiciones de otras razas, nuestro racismo en un respeto mutuo; cada una debe sentir orgullo de sus características naturales. Por ello, nos es tan importante amar la propia y luchar por su bienestar evitando un caos racial, que se ha dado con un crecimiento inconmensurable en los últimos tiempos, con todo este proceso de quiebres de fronteras culturales que atrae la globalización y el materialismo capitalista marxista, produciendo un enfrentamiento de tradiciones y culturas, diferentes conceptos se entremezclan llevando a un caos existencial y degenerando ambas razas.Los Nacionalsocialistas sabemos la importancia de la Raza, comprendemos que el compartir un mismo espíritu permite un gran desarrollo guiando una selección biológica que da luz a un ascenso claramente evolutivo.La raza Aria que comprende a todas las naciones blancas y es la más importante de las tres razas: blanca, negra y amarilla. La raza blanca cuenta dentro de si con 5 subdivisiones: nórdica, alpina, mediterránea, dinámica y báltica oriental.La raza Aria debe tener muy en cuenta este punto, puesto que la ley de conservación de las especies, es tan simple y visible dentro de la naturaleza, que nos es propio el instinto de sobrevivencia, tan agudo dentro de las especies naturales… entonces por que el hombre siendo animal superior reniega de lo natural y evidente? ¿Deseamos acaso la autodestrucción? Esta conciencia es evitable con una buena educación adquiriendo la responsabilidad ante su destino y el de la Nación, respetando la vida por instinto y voluntad propia.Como mujeres y hombres blancos debemos sentirnos orgullosos de ser descendientes de tan alta civilización rica en cultura e historia. El hombre blanco es descubridor, creador, fundador y responsable de la ciencia y la técnica del mundo actual. Arios valientes guerreros, emprendedores y aventureros, con una gran capacidad espiritual que se proyecta en una imaginación y sensibilidad artística innegable.¿Entonces quienes serán las encargadas de dar esa educación y de entregar a la vida hombres y mujeres fuertes fidedignos representantes de nuestra Raza? La respuesta a esta simple interrogante la sabemos muy bien.Es indispensable tener jóvenes que gocen de una buena salud que les permita dar a luz hijos fuertes y prósperos dentro de la sociedad. Es necesario que seamos capaces al 100% de dar una correcta educación a nuestros hijos para evitar que caigan en manos del materialismo dejando de lado los grandes valores espirituales, recordemos que debemos compensar y recontrarrestar los aspectos denigrantes e improductivos de la actual educación, esto sumado a los medios de comunicación que promueven el anti-patriotismo y el anti-heroísmo.En la actualidad la escoria esta socavando las Leyes Naturales y Divinas, destruyendo los derechos esenciales del ser humano, lo peor es que ellos han llegado al poder.

Nacimos para ser blancos (cas), para pertenecer a la raza blanca, eso es lo que somos y no lo debemos despreciar, somos el orgullo de la creación, somos la perfección hecha realidad, ¡somos blancos!14/88

LA MUJER BLANCA Y SU BENDICIÓN 


En estos tiempos en que se olvidan tantas cosas, es bueno remarcar ciertos hechos indesmentibles. Porque, a pesar de la guerra encarnizada de la Mentira contra la Verdad, debemos mantenernos con los ojos muy abiertos y no dejarnos engañar. La Verdad es una sola, y no hay mentira que pueda oscurecerla o diluírla... Por ejemplo, la inmensa ventaja que una mujer blanca tiene sobre sus congéneres de otras razas. Una mujer debe considerarse muy, pero muy afortunada si tiene la dicha de nacer blanca y en el seno de una sociedad blanca y occidental. Una mujer debe considerar, sinceramente, una gran fortuna el nacer blanca...
Sí. Es un hecho. Y lo afirmamos sin tapujos de ninguna clase. La mujer blanca es la mujer más afortunada de todas las mujeres de este planeta. Y su fortuna yace en el simple hecho de nacer blanca. Y, lo repetimos, es sumamente afortunada, porque nunca tendrá que pensar en si misma como una propiedad, o como una esclava, o como una mula o como una carga o como un objeto para fornicar, como sucede en otras sociedades no-blancas; sino como una persona con todos sus derechos y sus deberes. Y veamos los hechos.

En una sociedad blanca, la mujer podrá nacer tranquila y sin temor a ser asesinada por el hecho de nacer mujer. Podrá tener una decente y protegida infancia, jugando junto a sus hermanos y amigos. La mujer podrá estudiar junto a esos mismos hermanos y amigos cuando crezca; y hasta podrá escoger sus novios durante su adolescencia. La mujer luego podrá escoger marido si desea casarse; o podrá escoger no casarse y estudiar si lo considera mejor, para luego trabajar e independizarse. Incluso, si la mujer se casa, podrá escoger cuántos hijos desea tener, o si no quiere tener hijos en absoluto. La mujer podrá exigir respeto y fidelidad a su marido, y tendrá a la sociedad y la ley de su parte para exigir eso. Podrá exigir un trato igualitario y decente en todo lugar en que ella esté, y nuevamente tendrá a la sociedad y a la ley de su parte para exigir eso.

En una sociedad blanca, la mujer podrá trabajar tranquilamente al lado del hombre, sin temor a ser molestada o agredida (excepto por los varones mestizos; que típico ¿no?); incluso podrá tener cargos de autoridad y mandar sobre otros hombres. También podrá, mediante su propio esfuerzo (y si su intelecto y educación así se lo permiten) ascender socialmente por sobre otros hombres. E incluso podrá llegar, si se lo propone, a las más altas capas dirigentes de las naciones blancas. Es más, podrá llegar a ser ministra o presidenta de una nación blanca, y a nadie sorprenderá eso.

En una sociedad blanca, es normal que hombres y mujeres sean considerados iguales (iguales en sus diferencias, y sólo diferentes en cuanto a su capacidad intelectual). Es normal que niños y niñas aprendan a compartir las labores del hogar, a lavar, a cocinar y a comprar, ayudando a sus padres y a sus madres que normalmente trabajan. Es normal que cuando terminan sus estudios secundarios, decidan arrendar por su cuenta y trabajar para lograr su independencia económica. Y nadie va a considerar raro aquello.

El machismo retrógrado proviene no de Occidente, sino de la insidiosa influencia de Asia y Africa, donde la mujer NO es igual al hombre. Y que quede muy claro. En Asia y Africa, y en regiones étnicamente indígenas de América, la mujer es inferior al hombre, en la misma proporción que el animal es, supuestamente, inferior al ser humano. Y ese machismo retrógrado es social, religiosa y estatalmente aceptado por todas esas naciones.

En numerosas sociedades no-blancas, la mujer no es más que un trozo de carne al cual fornicar, golpear y mortificar, y con el respaldo de toda la sociedad en su conjunto. La mujer no es más que una máquina de hacer hijos hombres, asear la casa y encargarse de los ancianos. La mujer es la cargadora de mercaderías y bebés que marcha eternamente tras el marido y sus amigos. La mujer es la que se desloma de sol a sol, manteniendo y criando inmensas proles, mientras el marido, delinque, bebe y duerme, eternamente desempleado. La mujer es la única familia que conocen los niños desde su más tierna infancia.

Demos ejemplos. En China (y cuando hablamos de China, hablamos de la China real y campesina; no de la imagen glamorosa de Shanghai o Hong Kong, verdaderas urbes capitalistas) en las subyugadas cooperativas campesinas, el nacimiento de una niña es una verdadera maldición. Y se actúa de acuerdo a eso. Millones (verdaderos millones, no supuestos) de bebés de sexo femenino son asesinadas anualmente en las provincias del interior y sus cuerpos arrojados a los ríos o pozos sépticos ¿Y por qué las poblaciones del lejano oriente hacen tamaña salvajada? Simplemente porque la mujer es considerada menos valiosa que una mula dentro de la "rica" cultura campesina china.

Otro ejemplo. En los países sub-saharianos del Africa Negra, es costumbre ancestral la ablación del genital femenino (extirpación del clítoris). Una salvaje operación llevada a cabo por chamanes drogados en las más abyectas condiciones higiénicas, y que en la mayoría de los casos, las adolescentes terminan con terribles infecciones y dolores crónicos incurables. No son pocas las "intervenciones" que terminan fatalmente para la desdichada niña, desangrándose lentamente y muriendo de la manera más miserable y dolorosa en algún rincón de su choza, con las horrendas heridas cubiertas de moscas ¿Por qué las poblaciones africanas hacen tales atrocidades con niñas pre-púberes? Para evitar que sientan placer sexual durante el acto y así protejer la honra del marido, que de otro modo podría ser engañado por su infiel mujer.

¿Más ejemplos? En Tailandia, la suerte de un ser humano está echada si tiene la mala fortuna de nacer mujer. A temprana edad (y cuando hablamos de temprana edad, nos referimos literalmente a eso), sus "padres" las venden a los traficantes de esclavas sexuales que merodean por las primitivas aldeas de Tailandia. De esa forma traen más "carne fresca" a los inmundos altares de sacrificio en la decadente Bangkok, donde millones de inocentes niñas de corta edad terminan como prostitutas "libres de SIDA" ¿Por qué ocurre esto tan nauseabundo, en una milenaria sociedad, tan culturalmente rica? Porque la principal fuente de riqueza de Tailandia es el "turismo sexual" (Y no la heroína, un monopolio arrebatado por Burma, Afganistán y la provincia china del Yunnan, con la venia del gobierno comunista chino), donde los depravados de todo el mundo, sobre todo pedófilos blancos europeos y americanos, consiguen niños de ambos sexos para saciar sus más sórdidas pasiones y sin temor a contagiarse el SIDA.



Muchas diputadas de la Izquierda renovada ya lanzan la consigna al cielo. Quieren, aunque no lo dicen, la legalización del aborto. Quieren que el aborto sea legal como en EE.UU. y Cuba, donde el método contraceptivo preferido no es la píldora o el condón, sino el aborto. Las discusiones se hacen públicas, aparecen los pro-abortistas en televisión, las pseudofeministas e incluso más de algún político tratando de ganar votos entre la izquierda más dura...
¿Es un nonato de tres o cuatro meses un ser humano? Si no lo es, porque se argumenta que no tiene conciencia, entonces nosotros postulamos que tenemos todo el derecho del mundo a deshacernos de los retardados mentales, ya que tampoco tienen real conciencia. ¿No es lo mismo abogar por el aborto y por la pena de muerte al mismo tiempo? Hay que recordar que en la plataforma de lucha de los bolcheviques, estaba la exigencia de la legalización del aborto, y la abolición del servicio militar, entre otras. Años y muchas muertes después, durante la era Stalin, el aborto se restringe duramente (al igual que el servicio militar obligatorio vuelve a funcionar). Había resultado contraproducente y el índice de natalidad había bajado a cifras espantosamente negativas... Y con una "misteriosa" tasa de mortalidad casi estratoférica, ya era un público genocidio con todas las de la ley.

¿Es un derecho exclusivo de la mujer el abortar al nonato que ella espera, si es que considera que la va a perjudicar económicamente? Muchas lo consideran así y abortan periódicamente, a pesar de tener estudios y una situación económica que envidiaría cualquier humilde dueña de casa en Santiago de Chile ¿Y si es así, en dónde queda el derecho de los seres humanos a la vida? ¿O nuevamente volvemos al asunto si es un ser humano o no? ¿No sería lícito entonces, volvemos a postular, que liquidáramos a todos los vagabundos y criminales por no ser más que bocas inútiles y una carga económica para el Estado? (nosotros). Ahorraríamos inmensos recursos si nos deshiciéramos de todo aquel lastre social ¿Cuál es la diferencia entonces? ¿Por qué la limpieza social es un crimen "fascista" y el aborto es un logro "progresista"? ¡Que contradictorio!

En fin, si las mujeres pro-aborto se consideran a sí mismas tan modernas y con plena conciencia de sus derechos ¿Cómo es que llegan tan tontamente a embarazarse sin desearlo? ¿Se les olvida lo modernas que son y dejan a su pareja ocasional eyacular dentro de ellas? ¿O la realidad es que es más fácil abortar (en la mayoría de los casos, gratuitamente) que comprar anticonceptivos que acarrean desordenes hormonales, jaquecas y sobrepeso? ¿O es más fácil abortar que tener la personalidad necesaria para exigir un condón a su pareja?

(tomado de GdK Inc.; modificado por el autor)